Zarzuela y la Moncloa trabajan con varios escenarios de respuesta a la conducta del rey emérito, aunque desde el Gobierno insisten en que las medidas dependen de la Casa Real, que suya es su decisión y que esperan que lo que sea sea pronto.

"El Gobierno distingue lo que son asuntos que afectan al ex jefe del Estado de la impecable labor que hace el rey Felipe VI como hoy hemos visto", ha dicho la vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo, en referencia al homenaje presidido por el rey a las víctimas del coronvarirus.

Ha insistido en que la Casa Real tiene que tomar sus decisiones y "al Gobierno lo que le compete es reafirmar el papel constitucional del rey y el trabajo que hace cada día". Y ha añadido que en ese asunto la Casa Real

"La Casa Real tomará sus decisiones y entendemos que haya parte de la ciudadanía preocupada por esas informaciones que no afectan a Felipe VI".

Carmen Calvo

Sobre la mesa de Felipe VI está la de despojar a su padre del título de rey que ha disfrutado desde 1975, según informa la agencia Colpisa. Una forma de poner freno al escándalo sobre su presunta fortuna secreta en Suiza y en paraísos fiscales, fruto del supuesto cobro de comisiones.

Retirada de tratamiento real o salida de la Zarzuela

Esa retirada de tratamiento real la tendría que ejecutar el Gobierno con la aprobación de un real decreto que anularía el emitido el 13 de junio del 2014, que en su disposición transitoria cuarta establece que "don Juan Carlos de Borbón, padre del rey don Felipe VI, continuará vitaliciamente en el uso con carácter honorífico del título de rey, con tratamiento de majestad".

La salida de Juan Carlos I del Palacio de la Zarzuela a una residencia privada se da casi por seguro

Pero no es la única respuesta que se estudia. La salida de Juan Carlos de la Zarzuela, propiedad de Patrimonio Nacional, para trasladarse a una vivienda privada se da casi por descontada. Lo que parece que se descarta es su salida de España. Juan Carlos I tiene que estar a disposición de la Justicia si se abre una causa contra él.

'El Confidencial' abunda más sobre este asunto y apunta que hace más de un año fue el propio Ejecutivo de Pedro Sánchez el que tuvo conocimiento directo de que don Juan Carlos había montado una estructura 'offshore' en Panamá para ocultar presuntamente su fortuna, la Fundación Lucum, de la que el actual jefe del Estado era "segundo beneficiario".

El Gabinete -dice la información- es la "autoridad competente" que el propio rey citó en su comunicado del 15 de marzo de este año, en el que repudió públicamente a su progenitor al renunciar a la herencia personal que le pudiera corresponder y retirarle la asignación pública. En aquel momento, la jefatura del Estado no especificó quién era esa "autoridad competente", pero este diario asegura que ha podido confirmar que fue el propio Gobierno al que la Corona puso al corriente.

En concreto, el jefe de la Casa Real, Jaime Alfonsín, se lo comunicó a la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, según indicaron este miércoles a El Confidencial varias fuentes de primer nivel del Ejecutivo. Ese es el canal de interlocución habitual, "y muy fluido", entre las dos instituciones, que se suma al que mantienen el propio Felipe VI y el presidente, Pedro Sánchez.