La Guardia Civil ha interceptado en Lugo a una mujer que viajaba desde el interior de la península en dirección a la costa gallega con un coche repleto de enseres, bolsas, mochilas, maletas y embalajes, saltándose el confinamiento decretado por la pandemia del coronavirus.

Según ha informado el instituto armado, los objetos se encontraban distribuidos de tal manera que constituía un "grave riesgo para la seguridad vial", al comprometer la integridad de su conductora, limitando su propia libertad de movimientos e impidiendo el adecuado uso de los espejos retrovisores, así como la propia estabilidad del vehículo.al

Los agentes advirtieron el vehículo, que circulaba en dirección a Coruña, durante un control en la A6 sentido Madrid y al darse cuenta de que el espacio destinado para el transporte de personas se encontraba lleno de bolsas y otros enseres, los guardias civiles procedieron a realizar un cambio de sentido y trataron de localizar el vehículo, interceptándolo a la altura del kilómetro 517 de la A-6.

Dos denuncias

La mujer, única ocupante del vehículo, fue denunciada por una supuesta infracción del Reglamento General de Circulación y, como además confesó que se dirigía desde el interior de la provincia a la costa gallega, para lo cual había adquirido el coche en el que viajaba, también fue denunciada por incumplir las medidas decretadas en el estado de alarma.

Posteriormente, los agentes la ayudaron a realizar un trasvase de la carga que transportaba a otro vehículo, para que pudiese "circular sin contravenir" las normas de tráfico y "sin riesgo para su seguridad".