Con la incidencia de coronavirus disparada hasta los 622 casos por 100.000 habitantes, ya hay voces pidiendo endurecer las restricciones. Es el caso del lehendakari vasco, Iñigo Urkullu, que este martes ha pedido a Pedro Sánchez que la mascarilla vuelva a ser obligatoria al aire libre, menos de un mes después de que dejara de serlo.

Sin embargo, el Gobierno descarta dar marcha atrás sobre esta cuestión: la ministra de Sanidad, Carolina Darias, así lo ha expresado en una rueda de prensa en la que ha insistido en que "las mascarillas siguen siendo obligatorias en nuestro país".

"Solo en supuestos muy concretos y muy determinados dejan de serlo", ha recordado Darias, que ha precisado que la mascarilla solo deja de ser obligatoria "al exterior, cuando se pueda mantener la distancia de un metro y medio".

Preguntada acerca de si el Gobierno se plantea retirar el decreto que modificó la normativa sobre las mascarillas y que el Congreso ahora debe refrendar, Darias ha negado esta posibilidad y ha defendido que el Ejecutivo ha dado "pasos tremendamente prudentes, tremendamente graduales" a este respecto. "No es una cuestión de la norma, es una cuestión del cumplimiento de la norma", ha aseverado la titular de Sanidad, que ha asegurado que la mayoría de consejeros autonómicos coinciden en que "no se trata de un problema de la norma".

"La norma es clara, la norma dice que las mascarillas siguen siendo obligatorias y que solamente en determinados sucesos y casos, exteriores y con distancia de 1,5 metros, deja de ser obligatoria", ha reiterado. "La regla general es que las mascarillas siguen siendo obligatorias", ha insistido.

"Ha sido una medida muy prudente", ha defendido Darias, que ha recordado que, además, "es una medida que viene de la Ponencia de Alertas, que es un órgano que forma parte del Consejo Interterritorial". Así, ha garantizado que defenderá la convalidación del real decreto que relajó su uso en exteriores.

Por otra parte, a preguntas de la prensa acerca de si el Ejecutivo se ha precipitado en la desescalada, la ministra ha defendido que "las medidas de relajamiento que se han ido adoptando también han sido compartidas por las comunidades autónomas". "El camino es adoptar las medidas que sabemos que son efectivas", ha agregado, a lo que ha añadido: "Llevamos al Consejo [Interterritorial] algunas declaraciones de actuaciones coordinadas que sin embargo no tuvieron el consenso y hubo que, en aras del consenso, buscar otras medidas".