Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno en funciones y a la cabeza de las negociaciones entre PSOE y Unidas Podemos, ha asegurado en la entrevista en Al Rojo Vivo que "Pablo Iglesias dijo, desde el minuto uno, que quería las políticas de Trabajo junto con el Gobierno", algo que Pedro Sánchez ya rechazó.

Esta es una posición de la que, según Carmen Calvo, Unidas Podemos "no se ha movido en ningún momento", por lo que "este escenario era previsible". "Las políticas de Empleo son el eje medular de las políticas socialistas", por ello no han concedido sus competencias a la formación morada.

En cuanto a la contraoferta que ha lanzado Podemos en la que pedía una vicepresidencia social y tres ministerios, incluido Trabajo, la vicepresidenta ha destacado que no se trata de una nueva oferta, sino lo que "Pablo Iglesias propuso al presidente" desde un principio. "Si para un partido que ha ganado las elecciones, las políticas de trabajo no son el eje central, ¿qué le tenemos que decir a nuestros votantes? ¿qué hacemos con nuestro programa?", se ha preguntado Calvo.

Además, se ha pronunciado sobre la acusación de Unidas Podemos de ofrecer "ministerios decorativos". "Si la sanidad, la ciencia o la igualdad es decoración, es muy difícil que nos podamos entender", ha destacado la diputada socialista, que además ha asegurado que el PSOE ha ido variando la postura cuando "los ministerios no les gustaban".

Carmen Calvo también ha hablado sobre la posibilidad de que las negociaciones continúen en septiembre, algo que no contempla porque Pedro Sánchez "es candidato hasta dentro de un rato, que se produzca la votación, y después ya no lo será". "Será la segunda vez que Unidas Podemos niega la presidencia del PSOE", ha sentenciado.