La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha asegurado en una entrevista, en 'Hoy por hoy' de la 'Cadena Ser', que el Gobierno socialista ha "ofrecido todo tipo de ayuda al Open Arms", aunque el buque humanitario insiste en entrar en puerto italiano, donde tiene prohibido desembarcar. "¿Qué más puede hacer España?", se ha cuestionado.

Es la respuesta de la vicepresidenta al rechazo del Open Arms de aceptar desembarcar en el puerto de Algeciras que el gobierno de España había ofrecido ante la crítica situación que se vive a bordo.

El Open Arms se negó, puesto que consideran que se encuentran en estado de "extrema emergencia" y urge desembarcar en el puerto más cercano, que corresponde al de Lampedusa, a los 107 migrantes rescatados que llevan casi una veintena de días en el Mediterráneo.

Así, desde el Gobierno se muestran confusos con las insistencia de desembarcar en Italia: "No entendemos la posición del Open Arms", señalaba la vicepresidenta. Además, Calvo ha cuestionado los movimientos de la ONG al asegurar que el barco "pudo llegar a Malta y lo rechazó. Quiso estar en las costas de Italia y se acercó a Italia".

"¿Qué más puede hacer España?"

Eso sí, Calvo reconoce que el país "a quién le correspondía la respuesta inmediata era al más cercano", que es Italia, que "mantiene cerrados los puertos contraviniendo todas las normas" de la Unión Europea. Un argumento que utilizan también los miembros del buque humanitario. "Estamos hablando de personas, de leyes que tenemos que cumplir todos", ha insistido.

Por ello, aboga por una "política común y coordinada de rescate", y asegura que el gobierno español insistirá en ese mensaje. Aunque defiende la actuación del Gobierno en la gestión del Open Arms: "Hace una labor ejemplar en este momento", ha destacado.

Sobre la petición del director del Open Arms, de reunirse con Pedro Sánchez, la vicepresidenta ha explicado que no hay necesidad de dicho encuentro. "Con Oscar Camps se ha sentado el ministro de Fomento, que es a quién le corresponde sentarse", ha reprendido la ministra.

Responde a las críticas del PP y de Ciudadanos

"Creo que hay que estar en las alturas", ha comentado Calvo, en referencia a las críticas que han vertido desde el PP porque el PSOE no les ha informado de las decisiones tomadas sobre el desembarco del barco humanitario en puerto español.

También, la vicepresidenta ha hecho frente a las polémicas palabras que publicaba el diputado de Ciudadanos Marcos Quinto en su Twitter, con las que se refería a los migrantes como "bien comidos pasajeros". "Esas declaraciones retratan más a quien lo dice que a quien se dirige", ha asegurado. Además, critica que De Quinto haga uso de una "liberad de expresión poco respetuosa con los demás, aunque considera que forma parte del arrastre al que Ciudadanos ha llevado sus mensajes, propios de la ultraderecha"