"No hay otra opción que esa", ha afirmado Calvo durante su intervención en el acto de proclamación del candidato socialista a la alcaldía de Mataró en las elecciones municipales de mayo, David Bote.

La vicepresidenta del Gobierno ha explicado que en democracia, con la capacidad de hablar, encontrar, negociar y pactar es cómo se va a encontrar una solución para Cataluña y, por esa razón, "hablo con los partidos que tienen un proyecto independentista".

Calvo ha criticado a quienes "hacen trincheras" y a diario "tensan la cuerda" hasta el punto de hacer perder a los ciudadanos la esperanza en la democracia, una democracia "que ha costado mucho trabajo" y es lo único que permite el encuentro de todos.

Ha comprometido la responsabilidad del Ejecutivo con los problemas de Cataluña y ha asegurado que el Gobierno "no va a abandonar a Cataluña" ni la va a utilizar contra el resto del Estado, ni al resto del Estado en contra de Cataluña porque "lo que vivimos ahora es resultado de eso".

"Nosotros vamos a calzarnos los problemas de Cataluña" y los del resto de las regiones de España", ha aseverado Calvo, que ha advertido de que "el amor a una tierra significa respetarla y no utilizarla, que es lo que están haciendo de manera radical unos y otros".

También ha asegurado que el Gobierno de Pedro Sánchez seguirá trabajando por la igualdad y por asegurar una estabilidad económica que vaya acompañada de estabilidad social, porque un país "tiene que transitar con estabilidad, crecimiento y políticas sociales, que es donde de verdad están las patrias, en la vida y dignidad de la gente".

"Nosotros hemos venido porque este país necesita ponerle rumbo, un rumbo que tiene que ver con cambios importantes que están ocurriendo en el mundo y que cuando se producen nunca van en la dirección de la igualdad y el equilibrio. Hay que hacerlo a mano", ha advertido.