El Govern se prepara para la inminente sentencia del 'procés'. Para el president Torra solo cabe la absolución, e incluso ha señalado al Parlament qué tres premisas cree él deben marcar el camino: "El ejercicio de la autodeterminación, la democracia y los derechos humanos".

Tras las afirmaciones del president, la vicepresidenta Carmen Calvo ha lanzado una advertencia: "Las sentencias están para cumplirlas. Los independentistas ya han hecho bastante daño a Cataluña".

Desde Bélgica, el exconseller Toni Comín llama a desgastar al Estado español, dice, en reputación y económicamente. "Si un millón de personas un día por la mañana no van a trabajar, el Estado español no tiene ningún instrumento para obligar a esta persona a trabajar", ha apuntado.

Desde el actual Govern, la consellera de Empresa alerta de que dañar económicamente al estado español perjudicaría la economía catalana. Una reflexión que comparte la alcaldesa de Barcelona, que ha asegurado que "no solo le hace daño al Estado español, sino al conjunto de la población de España y de Cataluña".

Mientras, los periodistas que siguen la política catalana han protestado con una sentada en el Parlament. Piden a los partidos que condenen de forma "más enérgica" las agresiones que han sufrido algunos profesionales en las últimas manifestaciones.