Un mitin sobre "seguridad e inmigración" protagonizado en Bilbao por el secretario general de Vox, Ortega Smith, ha finalizado con enfrentamientos entre grupos antifascistas y el amplio dispositivo policial desplegado en la plaza Corazón de María del barrio de San Francisco.

El mitin, al que han asistido una veintena de personas, se ha desarrollado en medio de una gran cacerolada de los vecinos desde sus balcones, lo que no ha impedido que se escuchara por megafonía el discurso de Ortega Smith. El secretario general de Vox ha clamado contra la inmigración ilegal y la "imposición del totalitarismo lingüístico" en el País Vasco.

El dispositivo policial, integrado por un centenar de agentes de la Ertzaintza y varias patrullas de la Policía Local, ha impedido que centenares de militantes antifascistas, convocados por las redes sociales, y vecinos del barrio, muchos de ellos migrantes, se acercaran al lugar donde se ha celebrado el acto.

Una vez finalizado el mitin, cuando los antidisturbios apartaban con sus escudos a los concentrados para que Ortega Smith y sus acompañantes pudieran abandonar el lugar, algunas personas han lanzado distintos objetos contra los ertzainas, que han realizado varias cargas para dispersarles.

Fuentes de la Policía vasca han informado a la Agencia EFE de que durante los enfrentamientos no se han registrado heridos ni detenciones.

Durante el acto electoral, Ortega Smith ha dado la "bienvenida" a los migrantes legales, que "cumplen la ley y son respetuosos con el derecho y la libertad", pero "no a la inmigración ilegal, que busca el ingreso mínimo vital y las viviendas sociales, ni a las manadas de 'menas' que asaltan y violan en las plazas". "No es xenofobia, sino sentido común; las ayudas sociales que sean primero para los españoles", ha proclamado el secretario general de Vox.