Al menos una persona ha sido atendida por los servicios de emergencia con una herida sangrante en el rostro, aunque estaba consciente. Finalmente el hombre, con una herida en el ojo por una pelota de goma, va a ser intervenido quirúrgicamente.

Otra persona ha resultado herida tras tropezarse con una valla y ha sido atendido en el lugar mientras que tuiteaba lo sucedido.

Estos incidentes han ocurrido en la calle Cerdenya de Barcelona, cuando grupos de concentrados han logrado bloquear a los agentes antidisturbios de la Policía Nacional que intentaban abandonar con sus furgonetas los alrededores del colegio Ramon Llull, donde han intervenido las urnas del 1-O.

Los concentrados han impedido el paso de las furgonetas y han arrojado algunos objetos contra los agentes, como paraguas o vallas de protección.

En medio de una gran tensión, algunos agentes han disparado sus escopetas de pelotas de goma, en trayectorias bombeadas, para mantener una línea de seguridad y poder abrir el paso a las furgonetas.

Algunas de las personas concentradas han mostrado en las redes las pelotas de goma que ha disparado la Policía, las primeras que se utilizan en Cataluña desde que el 30 de abril de 2014 el Parlament prohibió su uso a los Mossos y policías locales de Cataluña.