Según ha podido saber laSexta, el Ministerio de Transportes pedirá información a Iberia para comprobar qué medidas ha tomado respecto a la seguridad en los vuelos, después de que varios pasajeros de un vuelo Madrid-Gran Canaria hayan denunciado que la cabina del avión iba casi al completo, sin dejar una butaca de separación entre viajeros para guardar la distancia de seguridad recomendada en los protocolos de prevención del coronavirus.

La Guardia Civil denunciará al comandante y la compañía, según ha podido saber laSexta.

Además, la Guardia Civil va a denunciar al comandante y la compañía por permitir la salida del vuelo sin respetar las medidas de seguridad. Así, los agentes intervinieron a la llegada del vuelo a Gran Canaria tras ver las imágenes difundidas por los pasajeros en redes sociales.

Varios de esos pasajeros publicaron fotos en las redes sociales que acreditan el alto nivel de ocupación del vuelo y vídeos en los que se ve a algunos viajeros pidiendo explicaciones a la tripulación. En el real decreto de estado de alarma se especifica textualmente que los billetes y plazas que vayan sentadas deberán garantizar la máxima distancia entre pasajeros.

Desde el Ministerio no han aclarado si existe la posibilidad de interponer sanciones a la compañía por esas imágenes y señalan que el Gobierno tomará como referencia las indicaciones que la Comisión Europea lanzará el próximo miércoles sobre el transporte aéreo.

Por otra parte, desde el Gobierno canario se ha dirigido públicamente a las aerolíneas para exigirles que cumplan "la normativa que establece la adecuada separación de seguridad entre pasajeros".

Iberia Express ha dado su versión de los hechos en una respuesta a una de esas protestas vía Twitter: "Hola, lamentamos leer tu mensaje", responde a uno de los pasajeros que se quejaba, "no obstante queremos asegurarte que cumplimos con todas las normas de seguridad marcadas por las autoridades".

"Hemos reforzado la limpieza y desinfección diaria de la cabina y todos sus elementos y nuestra flota cuenta con un sistema de aire y filtros HEPA efectivos al 99,9 % contra virus y bacterias. Estamos a tu disposición para cualquier duda", añade en su respuesta. La noticia de ese vuelo ha causado indignación en varias fuerzas políticas.

 

La diputada de Coalición Canaria en el Congreso, Ana Oramas, ha anunciado a través de Twitter que pedirá "al Ministerio que intervenga inmediatamente", porque considera "inadmisible" lo ocurrido. En la misma línea, el diputado en el Congreso de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, avanza que presentará este mismo lunes una pregunta al ministro de Transportes, José Luis Ábalos, "para que explique cuál va a ser su actuación ante la irresponsabilidad de Iberia".

También a través de la misma red social ha intervenido el consejero de Obras Públicas y Transportes del Gobierno canario, Sebastián Franquis (PSOE), que además de demandar "a las aerolíneas" que cumplan las normas sobre distancias de seguridad, anuncia que se ha puesto en contacto con el Ministerio de Transportes para trasladarle su "enorme preocupación ante estos incumplimientos".

Franquis insta además al Ministerio que dirige José Luis Ábalos a que "intervenga para garantizar que las aerolíneas cumplen de forma rigurosa con los protocolos de seguridad sanitaria establecidos".

Tanto la Comunidad de Madrid como la de Canarias se encontraban este domingo aún en fase 0 de desconfinamiento, que este lunes pasa a fase 1 en el caso de las islas. Casi desde el inicio de estado de alarma, los vuelos entre la península y Canarias han sido reducidos a unas pocas frecuencias a la semana y se exige a los pasajeros que justifiquen la necesidad de volar, ya que no caben desplazamientos con fines turísticos.