La violencia golpea de nuevo en Barcelona durante la cuarta jornada de protestas por la sentencia del procés. En esta ocasión, un grupo de neonazis ha acorralado a un joven entre las calles Balmes y Roselló de la ciudad condal.

La víctima se ha visto sorprendida por la acción de numerosas personas que portaban palos e iban lanzados hacia ella. Tras caer al suelo, los agresores han aprovechado para propinarle una brutal paliza con dichos palos, además de darle fuertes patadas y puñetazos en la cara y por todo el cuerpo.

 

Vecinos y manifestantes presentes en el lugar de los hechos han acudido rápidamente a asistir a la víctima, que se ha quedado tendida en el suelo, mientras los neonazis han huido con rapidez del lugar. Poco después, han conseguido poner en pie al agredido y se lo han llevado de la zona.

La cuarta jornada de protestas en Cataluña ha estado marcada por la presencia de grupos de neonazis y de antifascistas que incluso han llegado a converger en un mismo punto de Barcelona. En la Plaza de Artós han estado separados a escasos metros por un fuerte cordón policial. Los Mossos han tenido que cargar para hacer frente a los manifestantes.

Dagas, pintura y emboscadas: las tácticas que están utilizando algunos grupos en las protestas de Cataluña