Aunque los organizadores del Orgullo LGTBI en Barcelona había prohibido la participación de Ciudadanos en el desfile, la formación naranja había diseñado un autobús con el que asistir a la manifestación.

Con el lema 'vamos Orgullo', el partido de Albert Rivera circulaba por la plaza de Universidad en dirección a la Ronda de Sant Antoni y el Paral·lel hasta que en un momento dado un grupo de jóvenes les ha interceptado y, al grito de "fascistas", ha comenzado a hacer pintadas en el transporte.

Albert Rivera, al igual que diferentes miembros de su partido como Patricia Reyes y Sonia Reina, ha manifestado su descontento a través de sus cuentas en redes sociales. "Los totalitarios atacan el bus de Ciudadanos en el #Pride2019 de Barcelona", ha escrito el político.

Además, Rivera ha lanzado un mensaje a esos "totalitarios" que han atacado su autobús: "Con su violencia, insultos y amenazas contra Cs nunca conseguirán nada más que quedar retratados. Este es el partido de los valientes y de la igualdad. ¡Viva la libertad!".

 

Momentos antes de este incidente, Inés Arrimadas había subido una imagen a sus redes sociales en la que se puede ver a la portavoz de Ciudadanos disfrutado de El Orgullo de 2014 en Barcelona.

"Esta fiesta no puede dejarse arrastrar por sectarismos que excluyen a millones de personas ya que se celebra para reivindicar la libertad, la diversidad y el respeto. Cs ha estado y estará siempre donde se defiendan estos valores", ha escrito la política junto a la instantánea.