EH Bildu va a preguntar a sus bases si se abstiene en la investidura de Pedro Sánchez "para no obstaculizar la formación del Gobierno entre PSOE y Unidas Podemos". La dirección de la formación soberanista vasca lo ha anunciado este lunes. La última palabra, por tanto, la tendrá la militancia en una votación que será vinculante y se convocará en breve una vez se conozca la fecha de investidura.

Entiende que dando paso a este Gobierno de coalición "cumple otra vez con la palabra dada en la campaña electoral de impedir el acceso de la extrema derecha al Gobierno español", además de abrir "una ventana de oportunidad para la resolución de los graves problemas estructurales que se desprenden del régimen monárquico del 78".

La consulta a las bases se convocará tras conocerse la fecha de la investidura y su resultado será vinculante.

Considera que un Gobierno de esta naturaleza "es la última oportunidad del Estado para demostrar por la vía de los hechos, y no de las declaraciones, que existen condiciones para una democratización real del Estado".

"Negociación, diálogo y acuerdo"

"La Mesa Política considera que esta democratización exige una agenda valiente y una voluntad clara de resolver los problemas políticos mediante el diálogo, la negociación y el acuerdo. Fija esta posición para dar una oportunidad para superarlos en términos democráticos y acordados", dice en un comunicado.

La dirección de la formación independentista de izquierdas considera que una agenda democratizadora real exige "un diálogo sincero, honesto y constructivo en torno a los temas que tuvimos ocasión de defender durante la campaña electoral y que también pusimos encima de la mesa durante nuestro encuentro con la delegación del PSOE el pasado 17 de diciembre".