El hallazgo del cuerpo sin vida de Olivia, la mayor de las menores secuestradas por su padre en Tenerife, en una bolsa localizada en el fondo del mar, a unos 1.000 metros de profundidad, ha conmocionado a toda la sociedad española. Son muchas las personas que en redes sociales han transmitido su dolor y pesar por el trágico desenlace. Una reacción similar se ha dado en el terreno político, con múltiples mensajes de consternación por parte de todas las formaciones políticas, dirigentes y diputados.

Entre ellos, ha sido Begoña Villacís una de las líderes que más afectada se ha mostrado tras saber que se había encontrado el cadáver de la pequeña de seis años en Canarias. "Es muy duro porque tengo una bebé de dos años. Y aunque no las tengas, se nos ha cortado el cuerpo a muchas de las personas que leímos esa noticia", ha asegurado la vicealcaldesa en el Ayuntamiento de Madrid, visiblemente emocionada a la hora de intervenir sobre esta cuestión.

"Te imaginas a esas niñas inocentes en manos de alguien en quien confían, que es su padre, que solo por querer dañar a su madre es capaz de hacer algo así", ha denunciado la dirigente de Ciudadanos, que ha reconocido que le dio "tantas vueltas" a lo ocurrido que se vio "incapaz de escribir nada" relativo a esta tragedia: "Ahora me gustaría mandar todo mi cariño y apoyo a una madre que está destrozada y viviendo la peor pesadilla posible, algo de lo que probablemente no se levante jamás".

Villacís ha querido dejar claro que "por encima de los partidos está el dolor de esa madre", una mujer a la que ahora mismo "está acompañando toda España". En este punto, Villacís, al borde de las lágrimas, se ha tenido que retirar al no poder continuar expresando su dolor por la muerte de Olivia. Como Villacís, diferentes dirigentes han querido expresar su más rotunda condena a este crimen por violencia machista, que se suma al del asesinato de la joven Rocío Caíz, la menor de 17 años asesinada por su expareja en Sevilla.

Entre ellas, la vicepresidenta primera, Carmen Calvo; la ministra de Igualdad, Irene Montero; la titular de Derechos Sociales, Ione Belarra; o la Delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, han denunciado estos crímenes, así como el repunte de los asesinatos por violencia machista registrado tras el fin del estado de alarma y que el Gobierno teme que se mantenga en verano. Incluso la reina Letizia ha expresado este viernes su "dolor y tristeza": "Es difícil evitar la expresión de dolor y de tristeza por el asesinato de menores. Me refiero a las niñas de Tenerife y a la niña asesinada en una localidad sevillana".