Al menos 24 migrantes africanos murieron el pasado 24 de junio tratando de cruzar a Europa por la frontera entre Marruecos y España, saltando la valla de Melilla. En aquel entonces, tanto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, respaldaron el trabajo de Marruecos en la valla, llegando a asegurar que sus policías se "empeñaron a fondo en tratar de evitar el asalto". Ahora, el documental 'Muerte en la frontera' del programa Africa Eye de la 'BBC' demuestra los datos recabados tras una extensa investigación sobre lo ocurrido, que incluyen imágenes la violencia de la policía marroquí.

Pruebas y testimonios que, según cuentan, "contradicen" la versión oficial de lo que ocurrió el día más mortífero en la frontera entre Marruecos y España. Antes de que el documental vea la luz en la noche de este martes, 1 de noviembre, la 'BBC' ha recopilado toda esta información en un hilo de Twitter, explicando cómo se desarrolló la tragedia.

Este hilo arranca con imágenes y vídeos del día anterior, el 23 de junio, cuando ya se produjeron enfrentamientos entre los migrantes y las fuerzas de seguridad marroquíes. Ya en la mañana del 24, los migrantes iniciaron a pie la ruta hacia la frontera en multitud "sin que las autoridades impidiesen" que se situasen a escasos 100 metros de la valla, recoge la 'BBC'.

Las autoridades contaron que los migrantes llevaban palos, piedras y objetos afilados. Un testigo cuyas declaraciones recoge este documental, asegura que solo llevaban palos para ayudarse a trepar la pared.

Todavía en territorio marroquí, como demuestran las imágenes del documental, los agentes fronterizos empezaron a lanzar gases lacrimógenos y bombas de humo a quienes intentaban trepar las primeras vallas y los acorralaron en un espacio reducido, teniendo en cuenta el gran número de migrantes que allí se encontraban. Fue entonces cuando "muchos entraron en pánico, se produjo una estampida y muchos quedaron aplastados mientras los agentes los empujaban contra las puertas", según relata el documental.

Otras imágenes muestran cómo un agente pega una patada a una mujer que se encontraba sentada en el suelo, un ataque que le recriminan incluso sus propios compañeros.

Hubo algunos migrantes que lograron cruzar a España. El documental incluye grabaciones del fotógrafo español Javier Bernardo en las que se ve cómo las "fuerzas marroquíes entran en territorio español para llevarse a los migrantes" de vuelta a Marruecos, lo que se conocen como devoluciones en caliente.

A estas personas las devolvían, explica la cadena británica, al mismo punto en el que cientos de migrantes permanecían "detenidos tendidos en el suelo entre algunos cuerpos sin vida y personas sangrando" tras los enfrentamientos con la policía de Marruecos. "Muchos inmigrantes hablan de palizas y las lesiones provocadas por estas que no fueron atendidas por médicos", sigue el hilo de la 'BBC'.

¿Qué ocurrió con los cuerpos de los fallecidos?

Según relata la 'BBC', no hay claridad sobre lo que ocurrió con los cuerpos de las víctimas mortales de aquel día. Apuntan a que varias fuentes concretan que hay "decenas de cuerpos retenidos en la morgue de Nador", la ciudad marroquí más cercana a Melilla .

Advierten además de que el programa intentó investigar estas denuncias, pero las autoridades marroquíes les negaron el acceso a la zona y aportan un dato relevante:

la Asociación Marroquí para los Derechos Humanos dice que más de 70 personas siguen desaparecidas. El computo oficial de fallecidos en aquella tragedia es de 24 personas.

"Nadie asume la responsabilidad"

La BBC reconoce que tanto las autoridades españolas como las marroquíes "han iniciado investigaciones internas" sobre lo ocurrido el 24 de junio de 2022.

Pero matizan que hasta el momento ninguno ha hecho pública las grabaciones de las cámaras de seguridad, para esclarecer lo ocurrido, "ni ha sumido ninguna responsabilidad" por el alto número de muertos y la "aparente falta de atención médica".

Además, apuntan a la ruptura de las relaciones entre España y Marruecos en materia de inmigración ( a finales de 2021) y a la firma de un nuevo acuerdo sobre el control fronterizo (en abril de 2022) como una de las causas que habría llevado a los agentes marroquíes a actuar con "tanta violencia".