Debate bochornoso al inicio de la Diputación Permanente en el Congreso este martes que ha acabado con la expulsión de la secretaria general de Vox, Macarena Olona, después de que su grupo le quitara los escaños a Ciudadanos y tras su insistencia en querer hablar de Cataluña cuando no estaba previsto en el orden del día.

La presidenta del Congreso, lo primero que ha hecho es comunicarles que estaban sentados en los asientos reservados a los diputados de Ciudadanos y les ha emplazado a levantarse y ocupar sus escaños. Algo a lo que los diputados de Vox se han negado. La portavoz Olona ha intentado justificarse, pero Meritxel Batet le denegado la palabra.

Los de Vox estaban en los asientos de Cs, y los de Ciudadanos, en los escaños del Gobierno.

Tras reiterados ruegos para que cambiaran de asiento, y ante la negativa de los de Vox, han sido los diputados de Ciudadanos, sentados frente a la Mesa de la Presidencia, los que se han levantado para ceder sus asientos a los miembros del Gobierno, ya que el reglamento obliga a éstos a sentarse frente a la presidencia cuando se validan los decretos ley, como era el caso.

Vox quería hablar de Cataluña

Sin embargo, no ha quedado ahí la cosa. La secretaria general de Vox, en pie, ha seguido hablando y ha exhibido unos carteles con fotografías de los disturbios de Cataluña. Vox quería abordar la Ley de Seguridad Ciudadana y a pesar de las llamadas al orden ha seguido protestando, por lo que Batet la ha expulsado y ha pedido a la ujier del Congreso que la acompañara.

Una vez fuera, Olona ha asegurado que no habían contestado a su petición para debatir la Ley de Seguridad Nacional y que "se está silenciando el problema más grande del país". Sin embargo, esa iniciativa se iba a estudiar después del Pleno en la Mesa de la Diputación porque, según informa María Llapart desde el Parlamento, antes había dado tiempo a su tramitación.

Después, en su cuenta de Twitter, ha insistido en su protesta.

 

Palabras que ha apoyado también en redes sociales el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros.

 

Desde el Partido Popular han calificado lo ocurrido de "espectáculo pueril y lamentable". "Que Vox se atreva a decir que no defendemos a España y a las Fuerzas de Seguridad es una exhibición colosal de demagogia, mala fe y electoralismo", ha dicho la portavoz parlamentaria, Cayetana Álvarez de Toledo.

Reproches a Vox por el "espectáculo" en la Diputación Permanente: "No todo vale para un titular".

Adriana Lastra, del PSOE, también ha reprochado la actitud de Vox: "Es una exageración más de las que nos tiene acostumbrada la derecha. Como dijo Ortega y Gasset, aquí no se puede hacer ni el payaso, ni el tenor, ni el jabalí".

La portavoz de Unidas Podemos, Irene Montero, cree que ha sido una "falta de respeto a las instituciones de nuestro país". "No todo vale para un titular o un puñado de votos", ha añadido.

Mertxe Aizpurua, de EH Bildu, también ha intentado sacar el tema de Cataluña, y aunque Batet se lo ha impedido, la diputada vasca ha seguido con su discurso, por lo que la presidenta del Congreso finalmente le ha quitado la palabra.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, también se ha quejado de la expulsión de Olona.