La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha asegurado tras entrevistarse con el rey que ambos han "compartido" la necesidad de que tras unas elecciones generales "lo bueno es que se pueda construir un Gobierno" que dé "estabilidad".

En estos términos se ha pronunciado Batet en una comparecencia ante los medios en el Congreso, en la que, además, ha avanzado que este viernes comunicará al Jefe del Estado qué partidos participarán en la ronda de consultas de los días 16 y 17 de este mes.

Batet no ha querido especular sobre la respuesta que podría tener en el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, un hipotético respaldo a su investidura por parte del líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, incluso sin acuerdo previo con el PSOE.

La decisión de Iglesias

"Para eso habría que saber qué le dice Pablo Iglesias al rey, cosa que no sabemos, y en todo caso la decisión no corresponde tomarla a esta presidenta sino al presidente del Gobierno", ha declarado.

El Congreso contactará en las próximas horas con los partidos que cuentan con representación parlamentaria para que designen a sus interlocutores en las audiencias en Zarzuela.

Batet entregará este viernes al rey la relación de representantes de los partidos.

No hará falta que Batet se desplace de nuevo al Palacio de la Zarzuela para trasladar al rey la lista de líderes dispuestos a acudir al llamamiento, y lo hará telefónicamente a primera hora de mañana viernes.

Batet ha confirmado que se mantiene la agenda parlamentaria prevista en el Congreso para la semana próxima, con reuniones de la Mesa y la Junta de Portavoces el martes 17, un pleno que comenzará ese mismo día, y sesión de control el miércoles.

Calendario de debates

En el supuesto caso de que tras la ronda de contactos con el rey fuera viable un nuevo debate de investidura, las fechas elegidas por Zarzuela dan margen a la convocatoria de la correspondiente sesión.

El lunes 23 vence el plazo para evitar nuevas elecciones en noviembre.

Podría celebrarse bien el jueves 19 con una primera votación el viernes y la segunda el domingo 22, o el viernes 20 con la primera votación el sábado 21 y la segunda el lunes 23, ya en el límite para evitar la convocatoria de nuevas elecciones en noviembre.

Si Felipe VI constata tras sus conversaciones con los líderes políticos que no hay posibilidad para una investidura exitosa no hará falta convocar esa sesión y las Cortes serán disueltas automáticamente el 24 de septiembre, al día siguiente del vencimiento del plazo constitucional.