La propuesta de Vox para facilitar el uso de las armas como legítima defensa en caso de un atraco no consigue el apoyo de los españoles según la última encuesta del barómetro de laSexta. Un 89,1% se opone a esta medida mientras que sólo un 8,8% está a favor.

Por su parte un 90,1% de los encuestados cree que no se necesita una normativa de este tipo en España. El presidente de Vox, Santiago Abascal, pidió un "cambio radical urgente en la ley" para que los españoles puedan "disponer de un arma en su casa" que puedan "utilizar en situaciones de amenaza real" para su autodefensa.

Abascal insistió en la necesidad de "ampliar el concepto de legítima defensa" para que no se produzcan "situaciones injustas" como a su juicio es la condena a dos años y medio de cárcel al anciano que mató al ladrón que asaltó su casa en Tenerife.

"La ley está tratando a estas personas como villanos, y a sus asaltantes como víctimas, cosa que también ocurre con los okupas, por cierto. A nosotros esto nos parece dramático", aseguró el líder de Vox.