La población española cada vez está más dispuesta a vacunarse contra el coronavirus. Sin embargo, la confianza que tienen en los laboratorios que fabrican y distribuyen las dosis no es muy elevada.

Según el Barómetro elaborado por laSexta cuando se cumple un año de los primeros casos de coronavirus, Sputnik es la vacuna peor valorada con una nota media del 4,78. Y es que el 6,7% de los encuestados no confía nada en ella, el 32% confía poco, el 32,8% confía bastante y solo el 2% le da una confianza plena. Un 26,5% se sitúa a medio camino.

Seguida de la rusa se sitúa la de AstraZeneca, que en España se está utilizando para inmunizar a los menores de 55 años contra el COVID-19. Esta cuenta con una nota media del 5,05 porque el 5,5% no confía nada, el 24,7% confía poco, el 41,3% tiene bastante confianza y solo el 0,8% confía plenamente. El 27,7% de los entrevistados ni confía ni desconfía.

En el segundo puesto del rankin encontramos la vacuna de Moderna, de la que también hemos recibido dosis. En este caso, la nota media es del 5,44 después de registrar que el 4,0% no confía nada, el 19,1% confía poco, el 51,9% tiene bastante confianza y el 1,8% de los encuestados muestra una confianza plena.

Como se desprende del estudio de laSexta, la vacuna de BioNTech y Pfizer es la mejor valorada con una puntuación media del 5,82. Y es que el 3,1% no tiene nada de confianza, el 14,1% confía poco, el 18,1% ni confía ni desconfía, el 61,7% confía bastante y solo el 2,9% confía plenamente.

Es curioso que, si tenemos en cuenta los grupos de edad, los que más confían en las marcas son los que tienen entre 55 y 75 años para el caso de Pfizer y Moderna. Mientras que su confianza cae si se trata de Sputnik o AstraZeneca. En este sentido, cabe recordar que la última marca mencionada no es recomendable para los mayores de 55 años.

Así las cosas, se interpreta que la población entrevistada no muestra un nivel de confianza muy elevado frente a los distintos tipos de vacunas que se están utilizando contra el COVID-19. Todo ello, a pesar de que el 83,5% sí está dispuesto a vacunarse y solo el 11,6% no quiere hacerlo.

Este es un Barómetro especial en el que han participado 1.200 personas y que se ha elaborado cuando se cumple un año de los primeros casos de coronavirus detectados en nuestro país.