El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de Félix Tezanos acaba de publicar los resultados de su barómetro del mes de julio y sitúa por primera vez al PP el primero en intención de voto, con 1,9 puntos de ventaja sobre el PSOE. En concreto, el sondeo otorga al PP una estimación de voto del 30,1%, frente al 28,2% que da a los socialistas de Pedro Sánchez.

Además, según el CIS, una posible coalición entre PP y Vox tendría un 41,2 % del voto y superaría en medio punto a la del actual Gobierno de PSOE y Unidas Podemos, que da un 41,6%.

La encuesta, que consta de 3.988 entrevistas realizadas entre el 1 y el 12 de julio, justo antes del debate sobre el estado de la nación, es la primera de este tipo tras las elecciones andaluzas del pasado mes de junio.

Según el barómetro, y en caso de celebrarse elecciones generales, Vox sería la cuarta fuerza y obtendría el 12% de los votos. De lejos le siguen Esquerra Republicana (2,9%), Más País/Compromís (1,9%), Ciudadanos (1,7%) y EAJ-PNV (1,4%).

El PP también se impone en voto directo, puesto que un 24,9% ya tiene decidido votar a los de Alberto Núñez Feijóo, frente a un 21,1% que si las elecciones fueran mañana cogería la papeleta del partido que lidera Pedro Sánchez.

Por su parte, Vox se anota un 12% en estimación, cayendo 4,5 puntos respecto al mes anterior, mientras que Unidas Podemos sube 3,6 puntos y se queda en el 13,4%, coincidiendo con el lanzamiento de del proyecto 'Sumar' de la vicepresidenta segunda Yolanda Díaz.

Por contra, Ciudadanos certifica su declive al reunir un apoyo estimado del 1,7%, su peor registro.

Líderes mejor valorados

Aunque el PP gana en intención de voto, el líder político preferido para gobernar es Pedro Sánchez, con un 22,1% de los apoyos, frente al 20,8% de Alberto Núñez-Feijóo. La siguiente líder política elegida para presidir sería la ministra de Trabajo Yolanda Díaz, con un 9,1%.

Este mismo martes, el CIS ha publicado también otra encuesta en la que ha preguntado a los españoles su valoración del debate sobre el estado de la nación. Así, los resultados desvelan el escaso interés de los españoles por el evento parlamentario, y el 64% de los españoles cree que el debate es poco o nada útil.