Salvador Illa podría alzarse con la victoria en los comicios catalanes según los datos que se desprenden del último barómetro del CIS. Los socialistas de Cataluña ganarían con 30-35 escaños y una estimación de voto del 23,9%.

Por detrás se situarían las dos grandes fuerzas independentistas, ERC y JxCat, que han perdido fuelle según este estudio. Esquerra Republicana obtendría entre 31 y 33 escaños y un 20,6% de los votos, mientras que Junts per Catalunya ocuparía el tercer puesto, con entre 20 y 27 escaños y una estimación de voto del 12,5%.

El resto de partidos se encuentran mucho más alejados, en cuanto a los escaños que se les asignarían. Ciutadans caería del primer al cuarto puesto, con entre 13 y 15 asientos en el hemiciclo; seguido de En Comú Podem, con entre 9 y 12; la CUP, con entre 8 y 11, y el PP, con 7. Por su parte, Vox lograría al Parlament de Catalunya por primera vez, con entre 6 y 10 escaños.

El 22% de los encuestados preferirían que Salvador Illa fuera su presidente

Este Barómetro se elaboró antes de que el ministro de Sanidad anunciara su candidatura con el PSC, pero ya las encuestas apuntaban hacia él. De hecho, el 22% de los entrevistados optaron por él al preguntarles 'quién preferiría que fuera su presidente'. En el segundo puesto, y ya muy alejada de Salvador Illa, se encuentra Laura Borràs (JxCat), con un 11%. El tercer puesto lo ocupa Pere Aragonès (ERC), con el 9%; seguido de Carlos Carrizosa (Cs) y Jèssica Albiach (En Comú Podem).

Estos resultados llegan en plena polémica por la fecha de las elecciones a la Generalitat. La fecha fijada era el 14 de febrero, pero tras conocer la candidatura del ministro y la explosión de la tercera ola de coronavirus, la mayoría de fuerzas políticas catalanas acordaron aplazarlas al 30 de mayo. Una decisión que no sentó bien al PSC, los comunes y el PdeCAT.

Entonces, varios partidos presentaron cuatro recursos ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) contra el aplazamiento de los comicios. Finalmente, el TSJC resolvió que las elecciones deberían celebrarse el 14 de febrero, contra lo que se ha impuesto un nuevo recurso que está por resolverse.