El 57,7% de los españoles estaría de acuerdo con que se impusieran medidas de confinamiento más restrictivas para frenar el contagio coronavirus. Así lo indica el barómetro especial del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que se ha publicado este miércoles y que fue elaborado entre el el 30 de marzo y el 7 de abril, durante la primera prórroga del estado de alarma.

Sin embargo, un 38,6% de la ciudadanía no apoyaría un confinamiento más restrictivo, como que ninguna persona pudiera salir a comprar productos de primera necesidad o medicamentos, distribuyéndose por los trabajadores, como ha ocurrido en China. Mientras que un 3,7% tiene dudas o no contesta.

Respecto a las medidas que se han implantado hasta el momento, el 58,3% de los encuestados considera que las iniciativas que ha ido desarrollando el Ejecutivo son suficientes. En cambio, el 39,1% cree que se tendrían que imponer más restricciones para evitar que la gente salga a la calle y frenar así, la expansión del COVID-19.

La encuesta muestra un empate entre los que confían en el Gobierno y los que no

La confianza en el Gobierno y en su gestión en esta crisis ha sido otro de los temas protagonistas de este estudio, en el que hay prácticamente un empate. Al 10,5% le merece mucha confianza, al 36,0% le merece bastante confianza, un 4,8% se sitúa a medio camino, el 29,8% muestra poca confianza y al 18,0% no le merece ninguna confianza.

Y, en línea con la confianza de los españoles en el Ejecutivo, el 46,6% considera que la situación sería prácticamente igual con Pablo Casado a la cabeza. El 18,5% cree que el líder del Partido Popular llevaría mejor la gestión y el 22,9% considera que lo haría peor.

Este gráfico refleja el grado de confianza de los españoles en la gestión de la crisis del coronavirus por parte del Gobierno:

La ciudadanía, en contra de las críticas

En el caso de las críticas al Ejecutivo en estos momentos, los entrevistados se han mostrado mucho más tajantes que en el resto de preguntas. El 87,8% cree que ahora hay que apoyar al Gobierno y dejar las críticas para otro momento, mientras que solo el 10% considera que se deben hacer todas las críticas que consideren oportunas.

Además, los resultados de este barómetro señalan que la crisis sanitaria no castigaría al PSOE, que volvería a ganar las elecciones con un 31,2% de los votos. Le sigue en intención de voto el PP, 10 puntos por detrás con un 21,2%, mejorando así su resultado del anterior barómetro. Vox sería tercera fuerza con un 13%, seguido por Unidas Podemos con el 12%, mientras que Ciudadanos bajaría hasta el 7,6%.

En la valoración de la posición de los líderes políticos solo aprueba Pedro Sánchez, con un 5,2. Tras él, se sitúan Pablo Casado, con un 4,2 e Inés Arrimadas, con un 3,9. En cuarto lugar aparece Pablo Iglesias, con un 3,8. Por último, se sitúa Santiago Abascal, con una puntuación de 2,8.