El Ayuntamiento de Barcelona ha retirado el escudo de Juan Carlos I del obelisco de la plaza del Cinc d’Oros de la Ciudad Condal, que será trasladado a dependencias municipales para ser conservardo.

Según ha informado el Consistorio este sábado, con la retirada del escudo se da continuidad al proceso iniciado con el cambio de nombre de esta plaza, que hasta 2017 llevó el nombre del monarca emérito.

Fue en 1981 cuando se colocó el citado escudo en la plaza y esta pasó a llevar su nombre, en agradecimiento a su papel durante el golpe de estado del 23F.

Ahora, sin embargo, el Ayuntamiento sostiene que el escudo quedaba "descontextualizado" en una plaza con "una denominación recuperada de la tradición popular" y que "históricamente se pensó para reivindicar la República" y al presidente Francesc Pi i Margall.

Además, la Concejalía de Memoria Democrática considera que el escudo en cuestión "demuestra los privilegios que todavía tiene la monarquía". En este sentido, la nota emitida por el Ayuntamiento apunta que "en un momento como este, se quiere reivindicar los valores republicanos y recuperar el origen popular del arte público y el nomenclátor de la ciudad".

La retirada de esta pieza llega después de que, el pasado mes de octubre, el Ayuntamiento barcelonés decidiera retirar la Medalla de Oro de la Ciudad a Juan Carlos I por sus polémicas de los últimos años, como la participación en una cacería de elefantes en Botsuana en 2012, la renuncia de Felipe VI a su herencia y la retirada de su asignación económica o su marcha a Emiratos Árabes el pasado verano, según cita el comunicado.

Hechos que, recoge la nota, "ponen en cuestión su integridad ética y moral como ciudadano y como servidor público" y "no atienden al principio de ejemplaridad y estímulo para la realización de acciones que comportan un beneficio para la comunidad que representan los honores y distinciones del Ayuntamiento de Barcelona".