Tras sumar 884 nuevos casos de coronavirus en apenas 24 horas en la ciudad y su área metropolitana, Barcelona estudia adoptar medidas para reducir la actividad social y frenar así los contagios. Solo en la última jornada, la Ciudad Condal registró 372 nuevos casos, mientras que su área metropolitana sur, donde preocupa el foco de L'Hospitalet de Llobregat, sumó 304.

En este sentido, la concejala de Salud del Ayuntamiento barcelonés, Gemma Tarafa, avanzó este jueves que el Consistorio y la Conselleria de Salut están estudiando medidas para "bajar la actividad social" en la ciudad, aunque descartó que sobre la mesa estuviera la posibilidad de decretar un confinamiento.

La edil, que señaló que la mayoría de los nuevos contagios se están produciendo "en entornos de ocio", indicó que el Ayuntamiento y el Govern están valorando "qué medidas se pueden tomar para dar un pasito atrás". En este sentido, indicó que profesionales de ambas administraciones estaban reunidos este jueves y que próximamente se anunciará si se adoptan nuevas medidas.

No obstante Tarafa recalcó que "en ningún caso" se plantean volver a confinar a la población, sino que se están valorando "algunas medidas para bajar esta actividad social, que es donde más se produce el contagio".

En Barcelona hay actualmente 29 brotes de coronavirus activos, con mayor incidencia de casos en los distritos de Sants-Montjuïc y L'Eixample. La consellera de Salut, Alba Vergés, ha expresado su preocupación por la "rápida progresión" de estos focos, especialmente en aquellos barrios limítrofes con los tres barrios más afectados de L'Hospitalet.

En estos barrios del municipio barcelonés, se ha recomendado a la población que no salga de sus domicilios si no es imprescindible y se han limitado los aforos en hostelería, además de cerrado pistas deportivas, cines y teatros y restringido actividades de ocio.

Sant Jordi, de nuevo en el aire

A expensas de las medidas que decidan las autoridades locales y autonómicas, podría peligrar la celebración de Sant Jordi en el paseo de Gràcia, originalmente prevista para el 23 de abril y aplazada a este 23 de julio por la pandemia. Aunque por el momento no hay cancelación oficial y Vergés no ha aclarado aún si finalmente la desconvocará, muchas editoriales están renunciando a participar.

En toda Cataluña, este jueves se notificaron más de un millar de nuevos casos: 1.293. Otra de las zonas más afectadas por los repuntes es Lleida, donde la comarca del Segrià sigue aislada perimetralmente y esta semana han entrado en vigor nuevas restricciones en la ciudad de Lleida y otros seis municipios.

Precisamente este jueves, Fernando Simón ha expresado su preocupación por el aumento de los contagios en Cataluña y en Aragón. En ambas comunidades, según indicó, se está produciendo ya transmisión comunitaria.