El Govern de las Islas Baleares ha decidido recomendar el uso de mascarilla en exteriores, dentro de su territorio y para todas aquellas personas de más de seis años. Finalmente, ha optado por no hacer esta medida obligatoria, ya que esta decisión debería de ser aprobada por la justicia.

Las islas acumulan este lunes un total de 70.924 casos y una tasa de incidencia acumulada de 595,37 contagios por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, una media ligeramente inferior a la nacional.

Como ocurre en el resto de España, sí se obliga al uso de la mascarilla cuando no se pueda mantener la distancia social de 1, 5 metros. Además, las autoridades baleares han adoptado otras medidas con el fin de atajar el creciente aumento de los contagios de COVID-19.

Así, la restauración deberá cerrar a la una de la madrugada y no a las dos, como se venía haciendo. Además, el aforo de las mesas en la hostelería se reduce de de 12 a ocho en terrazas y de seis a cuatro en interiores.

Las playas también tendrán un nuevo horario, y permanecerán cerradas entre las 10 de la noche y las seis de la madrugada.

Por otro lado, el gobierno autonómico ha pedido permiso al Tribunal Superior de Justicia balear para adoptar una medida más severa, que en caso de una incidencia que supere los 450 casos por cada 100.000 habitantes no pueda haber reuniones entre no convivientes desde la una hasta las seis de la madrugada.

Varios países tratan de frenar el turismo a las islas

Con el creciente aumento de los contagios de coronavirus, ya son varios los países que se han puesto en marcha para tratar de evitar el turismo hacia las islas. Es el caso de Reino Unido, que ha sacado a Baleares de su lista verde de destinos seguros.

Las islas ahora están la lista ámbar, el mismo nivel que el resto de España, lo que implica que las personas no vacunadas tendrán que hacer cuarentena a su regreso al Reino Unido.

Y desde Holanda, la compañía aérea TUI ha informado de que hasta el próximo 13 de agosto todos sus vuelos a los archipiélagos españoles quedan cancelados.