La consejera de Salud del Gobierno vasco, Nekane Murga, ha reconocido que está bajando la edad media de las personas contagiadas de COVID-19. En las últimas semanas, Euskadi ha registrado "varios casos de niños de corta edad" con coronavirus, algunos de bebés de menos de un año.

Esta situación, según las autoridades, "llama la atención". De hecho, de los ocho nuevos casos que han dado positivo en las últimas 24 horas, dos corresponden a menores de edad.

Murga ha explicado que los contagios de los más pequeños están relacionados con el contacto estrecho con varios familiares que también han dado positivo. Así, aunque, como ha recordado la consejera, los niños no suelen tener una manifestación grave de la enfermedad, podría darse algún caso grave. Por ello, Murga ha hecho un llamamiento para "proteger" a los menores.

Focos de coronavirus controlados

Además, la consejera ha asegurado que todos los focos detectados en las últimas semanas están controlados, en referencia a los registrados en los hospitales de Txagorritxu (Vitoria), Basurto (Bilbao), Orio (Gipuzkoa) y en la residencia de la congregación de las Siervas de Jesús de la capital vizcaína.

Dos de los casos registrados ayer están relacionados con el último brote detectado, el de Orio, que ya se encontraban en aislamiento, un foco relacionado con "un contexto muy familiar y social".

Desde el inicio de la emergencia sanitaria 20.725 ciudadanos vascos se han contagiado de coronavirus y 1.605 han fallecido por la enfermedad.