Felipe VI ha recibido a Isabel Díaz Ayuso en el Palacio de la Zarzuela después de su investidura tas la reelección como presidenta de la Comunidad de Madrid. Este ha sido el primer encuentro desde que Ayuso involucrara al rey en la polémica de los indultos a los presos del procés y la madrileña ha aprovechado la ocasión para transmitirle la "máxima lealtad" del Gobierno regional "con la Corona, la Constitución y la unidad de España".

Y es que el pasado 13 de junio, cuando el Gobierno decidió conceder lo indultos a los políticos catalanes que permanecían en prisión por el procés, Ayuso se preguntó "¿qué va a hacer el rey de España a partir de ahora? ¿Va a firmar esos indultos? ¿Lo van a hacer cómplice?", un comentario que atribuyó a su preocupación por el compromiso al que, a su juicio, se sometía al monarca con esta medida.

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, salió a enmendar las declaraciones de Ayuso, que no cayeron bien en su formación: "La responsabilidad es exclusiva de Sánchez", apuntaba entonces Casado. Aseveró además que la monarquía parlamentaria es ejercida "de manera impecable por su majestad Felipe VI"

La audiencia, que ha durado cerca de dos horas, se enmarca dentro de las reuniones habituales entre Felipe VI y los dirigentes autonómicos tras sus toma de posesión como presidentes.

Fuentes del Gobierno madrileño han indicado que la presidenta madrileña está "muy satisfecha" con el encuentro que ha mantenido con el rey, a quien le ha trasladado sus proyectos para los próximos dos años tras su reelección en las elecciones del 4 de mayo, centrados en "la bajada de impuestos, la creación de empleo y el fomento de la natalidad".

Tras esta audiencia con Felipe VI, la presidenta madrileña se reunirá el viernes con el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, en el Palacio de la Moncloa.