La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha salido en defensa de su polémico hospital de pandemias y lo ha hecho criticando a los independentistas catalanes, concretamente al portavoz de ERC, Gabriel Rufián, por sus acusaciones de "chiringuito fiscal".

Ayuso ha señalado que los nacionalistas "gastan al año 1.700 millones en acciones independentistas": "Solo en la TV3 se gastan 303 millones de euros, lo que equivale a tres Zendales".

Además, ha dicho que "en acción exterior, en su agencia pública de noticias, en promoción de la lengua y en identidad digital catalana" se gastan 1.700 millones, lo que serían "17 Zendales al año". "A ver si es el independentismo el que roba y a ver si queda claro que en Madrid no vamos a subir los impuestos y menos para pagarles el negocio", ha advertido.

La presidenta también ha apuntado que "le tiene que ir muy mal al independentismo catalán para estar siempre poniendo a Madrid en el objeto de todas sus iras y culpabilizando a los madrileños, después del daño que han vivido". Algo que ha calificado como una "gran mezquindad".

En este punto, ha subrayado que "por más que se suban los impuestos en Madrid, a Cataluña no le va a ir mejor" porque "ese dinero no va a ir a la sociedad catalana sino que se va a quedar por el medio, se lo van a quedar los independentistas, que son un simple negocio".