"Para arruinar más a la hostelería en España, conmigo que no cuenten". Así ha respondido este martes la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, a preguntas de la prensa sobre la posibilidad de adelantar aún más el toque de queda en Madrid, que desde el lunes se establece a las 23:00 horas y no a medianoche como hasta ese momento.

Ayuso ha hecho estas declaraciones en un momento en que buena parte de las comunidades autónomas, presididas tanto por el PSOE, como en el caso de Baleares o Castilla-La Mancha, como por el PP, como Andalucía y Murcia, están reclamando que las regiones puedan adelantar el inicio las restricciones a la movilidad nocturna antes de las 22:00 horas, el límite contemplado en el decreto de estado de alarma.

Se espera que mañana, miércoles, esta cuestión se aborde en el Consejo Interterritorial de Salud, después, además, de que Castilla y León decidiera endurecer el toque de queda adelantándolo a las 20:00 horas, una decisión que el Gobierno central ha recurrido ante el Tribunal Supremo, que ha dado 10 días a la Junta para presentar alegaciones.

Por su parte, Ayuso se ha pronunciado este martes contra las "restricciones" que arruinan "aún más" a la hostelería, los comercios, la iniciativa privada y "a tantas familias".

La presidenta madrileña ha asegurado que respeta la autonomía de cada región, "ya que no hay acciones a nivel nacional ni una estrategia como país ante la epidemia", pero ha pedido "respeto" para que cada una aplique las medidas que considere oportunas. "Yo, desde luego, no voy a arruinar a estos sectores ya afectados", ha añadido.

A juicio de Ayuso, "es muy fácil cerrar negocios, mandar a la gente a casa" pero luego "recuperarlos es imposible". En este sentido, ha opinado que medidas como un adelanto del toque de queda a lo mejor proporcionan "más seguridad" a los políticos pero no a la hostelería o a los comercios.

Por ello, la Comunidad de Madrid seguirá trabajando en su estrategia de test de antígenos, ha agregado la dirigente popular, que también ha vuelto a defender su hospital de pandemias Isabel Zendal para "descongestionar hospitales y tener más capacidad para seguir conjugando economía y salud".

"Con la pandemia sanitaria hay una pandemia económica sin precedentes", ha insistido la jefa del Ejecutivo autonómico, que cree que la gente necesita "salir a la calle a ganarse la vida", por lo que hay que seguir abriendo hospitales como el Zendal, seguir aumentando los test y "acelerando el proceso de vacunación". "No lo puede pagar el sector privado porque las familias españolas, la clase media ya no aguanta más", ha sentenciado.