El próximo martes, 1 de diciembre, es la fecha elegida por la Comunidad de Madrid para inaugurar oficialmente su nuevo hospital de pandemias, cuya construcción ha estado envuelta en polémica desde el inicio, con voces que han cuestionado que fuera necesario en primer lugar.

La propia Isabel Díaz Ayuso lo inaugurará personalmente, en un acto al que hoy ha invitado formalmente al ministro de Sanidad, Salvador Illa, con una carta en la que reivindica el Isabel Zendal como "un centro construido en tiempo récord, diseñado para gestionar pandemias, pero que también ayudará con la gripe, complementará nuestra red hospitalaria y aliviará listas de esperas".

El nuevo hospital, que llegaba inacabado a su entrega el pasado 31 de octubre y entre acusaciones de sobrecostes, abrirá sus puertas después de que los sindicatos hayan denunciado además la falta de medidas de seguridad e incluso la muerte de dos trabajadores en las obras.

La inauguración se produce también en medio de protestas de los sanitarios madrileños por cómo se nutrirá de personal el nuevo centro: con voluntarios de otros hospitales y, de no ser suficientes, mediante traslados forzosos de profesionales de la red pública.

El plazo para ofrecerse a cubrir estos puestos concluyó justo el pasado domingo, 22 de noviembre. Si no se hubieran cubierto las plazas, comenzaría ahora el proceso de adscripción directa de personal de otros hospitales.

Un trasvase de trabajadores que ha suscitado rechazo en las últimas semanas contra lo que los manifestantes consideraban un "pelotazo urbanístico" que generaría agujeros en otros centros de por sí tensionados por la pandemia.

Illa no confirma aún su asistencia

En la carta que ha dirigido al titular de Sanidad, no obstante, Díaz Ayuso insiste en que "se trata de un centro ubicado en Madrid pero con voluntad de dar servicio a cualquier ciudadano español" y afirma que estará "encantada" de contar con su presencia en la inauguración. Illa, por su parte, no ha confirmado aún su asistencia al acto.

Precisamente este martes, cuando el Ejecutivo autonómico ha puesto fecha a la ceremonia inaugural, la presidenta madrileña ha destacado en un acto con hosteleros la importancia del nuevo hospital, argumentando que "pocas capitales de mundo pueden ofrecer a todos sus visitantes un hospital junto a un aeropuerto".

"El 1 de diciembre abriremos a pleno rendimiento el Hospital Enfermera Isabel Zendal", ha confirmado Ayuso, a preguntas de la prensa, que ha detallado que "han sido tres meses de construcción y un mes para prepararlo y dotarlo de todo el equipamiento necesario".

"He invitado también al ministro de Sanidad porque tenemos que seguir trabajando todos contra el virus y seguramente le guste al ministro conocer esta magnífica instalación que se ha creado en tan poquísimo tiempo, que va a sorprender al mundo", ha indicado, sobre la invitación a Illa, que la Comunidad ha hecho pública en Twitter:

 

A preguntas de laSexta sobre el proceso de contratación de personal, Ayuso ha confirmado que "ayer terminó el periodo voluntario para aquellos que quieran trabajar en el Zendal y luego lo que va a hacer la Comunidad de Madrid es garantizar todo el personal sanitario necesario", insistiendo en que este hospital debe ser "motivo de satisfacción y de orgullo".

El Isabel Zendal, cuya puesta en marcha es la medida estrella de su gobierno frente al coronavirus, ha sido anunciado reiteradamente por la Comunidad y la presidenta en las últimas semanas, e incluso ofrecido como almacén de la potencial vacuna que llegue a España.