Isabel Díaz Ayuso ha aprovechado su última intervención para defenderse de la campaña de desprestigio que, dice, han vivido estos días ella y su familia: "No se puede meter por medio a la familia y menos a una persona que no está en vida para defenderse".

Insiste en que se han sido muchas las falsedades que se han lanzado. "Habrá tenido sus aciertos y errores, pero ha sido una familia honrada, como tantas en España", ha señalado, asegurando que lo único que se ha pretendido ha sido acabar con ella.

"Me relacionan con un caso de corrupción y nunca me han llamado a declarar por nada en mi vida", ha apuntado poco después de que el portavoz socialista le pidiera información para aclarar esta polémica y "para poder ver si ha habido alguna irregularidad o gravedad en lo que se ha hecho".

Ya por la mañana, Díaz Ayuso eludía responder a la oposición sobre las dudas que hay sobre ella por la trama Púnica o el caso Aval Madrid. "Me vienen con un interrogatorio de falsedades en las que no pienso entrar, ¿qué pretenden? ¿que entre a valorar sus mentiras?", se ha dirigido al resto de políticos.

Además, el portavoz de Más Madrid ha pedido a la 'popular' que despeje cualquier sospecha: "Gaste un 'minutito' para convencer a los madrileños de que, esta vez, a diferencia de los cuatro anteriores, tienen un presidente del que se pueden fiar".

Entonces, Ayuso ha entrado en un cuerpo a cuerpo con Íñigo Errejón, llamándole "traidor" por su salida de Podemos y sacando también el tema de Venezuela. "Tiene usted las manos manchadas de dictadura", le ha dicho.

Unos ataques personales a los que el portavoz de Más Madrid ha respondido, recordándole que ella es la candidata: "Yo no me presento a presidente de la Comunidad, se presenta usted".

Isa Serra, la portavoz de Podemos, también ha reprochado a Díaz Ayuso la sombra que planea sobre ella: "¿Cuánto tiempo cree que va a pasar hasta que la Fiscalía Anticorrupción pida su imputación?"