La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha advertido de que "vienen semanas de mucho contagio" en la región por ómicron, la nueva variante de coronavirus, aunque ha asegurado que no se van a producir cierres, así como tampoco "más prohibiciones".

"Vienen semanas de mucho contagio por la nueva variante de coronavirus, pero esta no es como las anteriores. Por eso, consideramos que debemos seguir con las mismas políticas", ha manifestado Ayuso a través de su cuenta de Twitter.

En este sentido, la jefa del Ejecutivo madrileño ha pedido "precaución" y "vacunación masiva", tras lo que ha dejado claro que no contempla "cierres ni más prohibiciones". Además del mensaje, Ayuso ha compartido una imagen en la que se puede ver la situación actual del coronavirus en España, y en la que se comparan los ingresos en planta y en UCI en la segunda, tercera, quinta y sexta ola de coronavirus. Además, en otra gráfica se puede ver la evolución de los ingresos hospitalarios desde el inicio de la pandemia hasta la actualidad.

Este mensaje de Díaz Ayuso llega después de que la Secretaría de Estado de Comunicación haya anunciado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, convocará esta próxima semana, la Conferencia de Presidentes para abordar la situación del coronavirus y reforzar la cogobernanza y la cooperación institucional.

Por su parte, la Gerencia Asistencial de Atención Primaria ha cursado instrucciones para que se concentre en las Unidades COVID a la mayor parte de los 1.500 profesionales contratados en Atención Primaria como refuerzos frente a la pandemia y que se sumen a la labor que estas UACov realizan en el rastreo de contactos, seguimiento de la situación clínica, estudios de confirmación por la mayor utilización de test de autodiagnóstico.

Además, con carácter general, asistirán las necesidades asistenciales del paciente que se deriven, como la tramitación de las bajas laborales y el cumplimiento de la cuarentena. Igualmente, los profesionales de Atención Primaria desarrollarán seguimiento telefónico a los casos leves y presenciales a los que los precisen.

Récord de pruebas diagnósticas

Este refuerzo se produce en un momento en el que el aumento de la demanda de test de antígenos para la detección del COVID-19 ha conllevado escasez de este producto en farmacias de la región y colas en los centros de salud para solicitar la realización de pruebas PCR.

La aparición de la variante ómicron del coronavirus el triple de contagiosa que el resto, y la proximidad de las fechas navideñas, en las que se incrementan los contactos sociales en interiores, han llevado a los madrileños a recurrir a estas pruebas de autodiagnóstico para poder encontrarse con sus seres queridos con la máxima tranquilidad posible.

Así, el impacto del nuevo pico epidémico sobre la actividad de Atención Primaria se refleja en el incremento de las actuaciones relacionadas con el COVID-19, la más alta de los últimos meses con más de 284.000 consultas este pasado jueves.