El Ayuntamiento de Madrid cederá temporalmente una parcela de 19.000 metros cuadrados en el distrito de Hortaleza a la compañía de Nacho Cano para construir un teatro y celebrar allí espectáculos durante los próximos cuatro años, con un canon anual de 450.000 euros.

No obstante, fuentes del Gobierno municipal afirman que "no es cesión de suelo público" sino "una autorización especial de uso de suelo público de hasta cuatro años máximo" y defienden que la parcela en cuestión "es un suelo que no estaba generando ningún rendimiento."

Transcurrido ese tiempo, el Ayuntamiento utilizará la nueva dotación según las necesidades que existan en ese momento, según ha indicado el concejal de Desarrollo Urbano de la capital, Mariano Fuentes, que ha afirmado que el Consistorio lleva casi dos años trabajando en este proyecto para "trasladar la cultura a los distritos periféricos de la ciudad" con la llegada "de una gran producción musical".

En este sentido, ha defendido que "lo mejor es darle a esa parcela un uso cultural", porque "los vecinos de la zona se lo merecen" y va a permitir generar "un nuevo nodo cultural fuera de lo que se entiende como el centro de Madrid".

Por su parte, la delegada de Hacienda y Personal del Ayuntamiento, Engracia Hidalgo, remarcaba que el solar en cuestión lleva 30 años vacío, aunque alguna vez se ha cedido para realizar actuaciones, confiando en que los espectáculos que acogerá serán "de grandísima calidad" porque Cano sería el director y productor del proyecto.

Críticas de la oposición

La cesión de esta parcela al excomponente de Mecano ha despertado las críticas de la oposición: Más Madrid habla de "trato de favor" y acusa al Consistorio de actuar "con opacidad y secretismo" para favorecer al artista por "ser amigo de la presidenta de la Comunidad", Isabel Díaz Ayuso.

El grupo municipal ha reclamado explicaciones al respecto al Ejecutivo de José Luis Martínez-Almeida y el concejal Miguel Montejo ha aseverado que "estamos ante una operación escandalosa que se ha realizado 'a dedo', sin ningún tipo de publicidad, concurrencia pública, sin consultar a los vecinos y directamente a una persona cuya vinculación estrecha con el PP es más que conocida".

"Una cesión de estas características debería ser objeto de un concurso público. No puede ser que se le dé a precio de saldo a alguien solo por ser amigo de la presidenta Ayuso, con la que ha pasado las vacaciones. El delegado Fuentes y Almeida tienen que dar explicaciones. El Ayuntamiento de Madrid no puede funcionar como un chiringuito para los amigos", ha aseverado.

Por su parte, también la líder de la formación en la Asamblea, Mónica García, ha reprochado a través de Twitter lo que ha tachado de "tratos de favor impúdicos de Ayuso" y ha lamentado que estos "reducen nuestra sociedad a un club de amiguetes que se reparten lo común".

El partido también ha registrado una batería de preguntas dirigidas al Gobierno autonómico sobre esta cesión, que la diputada Jazmín Beirak ha calificado de "pago de favores", acusando al PP de "darle un equipamiento por debajo de precio de mercado a un amigo".

 

También el Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Madrid ha pedido conocer las condiciones de esta cesión temporal de suelo público "para hacer un negocio privado". Así lo ha señalado el concejal socialista Pedro Barrero en Twitter, donde ha reclamado al Consistorio que aclare las razones que justifiquen esta cesión "más allá de la amistad" que une a Nacho Cano con Díaz Ayuso.

 

El Ayuntamiento defiende que Ayuso no tiene nada que ver

Este mismo año, Cano fue reconocido con la Gran Cruz de la Orden del 2 de Mayo. Al recibir este reconocimiento de manos de la presidenta autonómica, el artista 'devolvió' la condecoración a Ayuso de forma simbólica y elogió su gestión de la pandemia, calificando a la dirigente popular de "milagro" por mantener abiertos los teatros, tal y como puedes ver en el vídeo unas líneas más abajo.

Desde el Ayuntamiento, sin embargo, defienden que ni Ayuso ni la Comunidad de Madrid tienen nada que ver con esta gestión y aseguran que en este proceso "se lleva trabajando más de dos años y con la máxima transparencia y escrupuloso respeto de los procesos públicos".

Insisten, asimismo, en que "en la actualidad esta parcela no tenía ningún uso ni dotación prevista por ninguna Administración" por lo que consideran "beneficioso para el distrito darle un uso cultural a una parcela que en estos momentos está vacía".