La farmacéutica AstraZeneca podría tener listas 3.000 millones de dosis de vacuna contra el coronavirus a principios de 2021, según Josep Baselga, director del área de Investigación y Desarrollo de Oncología de la compañía, que en una entrevista a RAC1 asegura que confían en que estén en una "fase avanzada de distribución" para finales del primer trimestre del próximo año.

Según sus datos, ahora mismo se están desarrollando 175 vacunas en todo el mundo, y de éstas, 35 están con ensayos clínicos con enfermos y diez están en fases finales. Tanto AstraZeneca como dos o tres empresas más podrían tener resultados a finales de este mes de noviembre o, como muy tarde, en diciembre .

Cuatro vacunas en fase 3

Ahora mismo hay cuatro vacunas en fase tres. Y a partir de ahora y hasta finales de año, opina que es muy probable que una, dos o tres ya tengan los resultados. "Estas vacunas funcionan. Generan anticuerpos y una inmunidad celular contra el virus. Estamos hablando de noviembre o, como mucho, de finales de año", apunta.

En este sentido, ha explicado que la farmacéutica se ha comprometido a repartir las vacunas en todo el mundo y no sólo en Estados Unidos o en Europa. El doctor también ha detallado el número de vacunas que estarán disponibles en enero. La disponibilidad será tan rápida porque AstraZeneca tomó la decisión de comenzar a fabricar miles de dosis antes de tener los resultados definitivos.

A precio de coste

Baselga también ha detallado que la vacuna la venderán a precio de coste y eso significa que se podrá adquirir por dos euros. La de AstraZeneca requerirá la administración de dos dosis y la segunda deberá ponerse 28 días después de que la primera.

El vicepresidente ejecutivo de Investigación y Desarrollo en Oncología de AstraZeneca cree que una vez llegue la vacuna aún costará recuperar la normalidad, pero augura que la situación se empezará a relajarse.

Eso sí, advierte de que, tras un invierno que será "horroroso", el próximo verano sea "relativamente normal", al tiempo que ha sostenido que no se debe obligar a vacunarse a quien no lo quiera, porque a su juicio debe prevalecer "un principio de libertad individual que es innegable"