El procesamiento al exministro Rodolfo Martín Villa por crímenes de lesa humanidad es la primera resolución judicial por los crímenes del franquismo. La jueza argentina María Servini da por probados los homicidios en los primeros años de la Transición. Concretamente, en los casos de los disparos de la Policía en una reunión de trabajadores en Vitoria (en marzo de 1976) y otro asesinato en Sanfermines (en julio de 1978).

Ambos sucesos tuvieron lugar cuando Martín Villa ocupaba una posición "preponderante en esa estructura organizada de poder". En el auto de resolución, la magistrada argentina ha recordado que el exministro fue uno de los hombres que formó parte de la élite política del franquismo. Antes de ocupar las carteras gubernamentales fue gobernador civil de Barcelona y procurador en las cortes franquistas. Y uno de los pocos que siguió en la primera línea política cuando llegó la Transición, poco después de la muerte del dictador Francisco Franco.

Martín Villa llegó entonces a ser ministro de la Gobernación, y como gestor de esta cartera se encontraba al frente de la llamada Policía Armada. También cuando, según ha indicado Servini en el auto, se produjo la llamada masacre de Victoria en 1976. Una protesta obrerista que se celebró en forma de asamblea en la iglesia de San Francisco de Asís de la capital de Álava. Durante los intentos de la Policía de desalojar el lugar y acabar con la concentración murieron tres personas.

Pedro María Martínez Ocio (27 años), Francisco Aznar Clemente (17 años) y Romualdo Barroso Chaparro (19 años). Los tres, murieron por los disparos de los agentes del franquismo. Pero no fueron los únicos, pues poco después de ese ataque murieron José Castillo García (32 años) y Bienvenido Pereda (30). La jueza Servini también hace referencia a otro caso para poner de manifiesto la que cree es la responsabilidad de Martín Villa en estas tragedias.

Esto es, la masacre del año 78 durante los Sanfermines, en la que un estudiante murió por un disparo. Y hubo 150 heridos. Ahora, la jueza Servini lo ha procesado por esos hechos. "Siendo el ministro de Gobernación se produjeron una serie de asesinatos por parte de las fuerzas que dependían de él y que están considerados por la Justicia universal como crímenes de lesa humanidad", ha apuntado Bonifacio Sánchez, portavoz de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica.

Las asociaciones de memoria histórica celebran que por fin, dicen, se haga justicia. "Es muy importante porque sienta un precedente para resolver una cuenta pendiente con la dictadura y los responsables", ha apuntado Sánchez. Sin embargo, lamentan que tenga que ser la justicia extranjera la que investigue estos casos.