La Asociación Madrileña de Enfermería (AME) ha denunciado que el Gobierno de la Comunidad de Madrid se habría saltado el protocolo de vacunación contra el coronavirus para vacunar a congregaciones religiosas el pasado mes de diciembre, pese a que en aquel momento la prioridad era vacunar en las residencias de ancianos.

La asociación acusa al Ejecutivo regional de aprovechar un contrato con la Cruz Roja "para evitar el protocolo de vacunación nacional" y vacunar de forma prioritaria a congregaciones católicas.

La 'Cadena SER', que se hace eco de esta denuncia, ha publicado un informe de la Comunidad de Madrid que recoge la administración de 1.585 dosis en diciembre en diferentes centros religiosos, como Las Carmelitas descalzas o las Hijas de la Caridad, entre otros.

Las congregaciones de esa lista que han sido contactadas por la emisora, según la 'SER', han negado tener residencias de ancianos.