En las próximas semanas podría suceder que suene su teléfono y un experto le advierta de esta manera: "Hola buenos días. Es usted contacto estrecho de una persona que ha dado positivo en coronavirus". También tratarán de tranquilizarle.

Es así como trabajan los encargados de averiguar dónde y con quién han estado en contacto los nuevos casos de coronavirus, los rastreadores. El Jefe de Zona Básica del área del Centro de Salud Juan XXIII de Valencia, Ramón Vercher, explica que se pregunta telefónicamente por los tres síntomas básicos: fiebre, dificultad respiratoria y tos.

14 días de cuarentena para el contacto de un positivo

Un paciente confirmado con coronavirus debe informar sobre sus últimos movimientos: a dónde han ido, con quién se han relacionado, cuáles son sus contactos estrechos. El objetivo de tal interrogatorio es cerrar una nueva transmisión y evitar que el virus vuelva a expandirse.

A sus contactos se les informa que tienen que estar en cuarentena durante 14 días, y se les hace un seguimiento vía telefónica. "Se hacen cada tres días y si tienen síntomas se deben presentar en atención primaria", indica el coordinador del entro de Salud Torrent I, Fernando Quiles.

Madrid aumenta sus rastreadores

Madrid es el territorio más azotado por la pandemia en España y ante el reclamo de más personal para esta tarea, Salud Publica ha confirmado que aumentará la plantilla esta semana, incorporará inspectores sanitarios y personal de los equipos municipales.

Una tarea que hoy cumplen equipos multidisciplinarios formados por epidemiólogos, farmacéuticos, veterinarios y enfermeros. Pero de no ser suficientes, hasta detectives privados se ofrecen como rastreadores.

Porque aquí es importante sumar, siempre y cuando estos recursos tengan la especialización que se requiere. Y es que, para acabar con esta pandemia es fundamental el compromiso y el trabajo en equipo.