Joven, italiana, con antecedentes y perteneciente al Movimiento Anticapitalista del país transalpino. Este es el perfil de la mujer que ha resultado detenida por, presuntamente, participar en la quema de un furgón de la Guàrdia Urbana.

Este acto vandálico que, según el testimonio de la Policía, pudo provocar el fallecimiento de un agente, tuvo lugar el pasado fin de semana en Barcelona durante las protestas pidiendo la libertad de Pablo Hasél. Un grupo de ultras quemó el vehículo con agentes en su interior, que finalmente lograron salir por su propio pie.

Los detenidos por participar en estos disturbios ya han pasado a disposición judicial, y la Fiscalía se ha reunido con la Jefatura Superior de Policía para tratar lo sucedido.

El periodista Carlos Quílez ha explicado en laSexta que la detención de esta joven italiana "demostraría que estamos ante un efecto llamada a jóvenes de otros países". Según ha detallado, estos colectivos "están hermanados a nivel europeo y en la cúspide se encontrarían los griegos".

Estos actos violentos llevan produciéndose unas dos semanas, desde que el rapero Pablo Hasél ingresó en prisión por injurias a la corona y a las instituciones y enaltecimiento al terrorismo. Los disturbios más violentos se están dando en varias ciudades de Cataluña.