La Embajada de China en España ha emitido un comunicado en el que niega las supuestas declaraciones de uno de los asesores de su Gobierno en las que vincula el inicio de la pandemia con nuestro país.

“Esta información es completamente falsa. La posición de China sobre la investigación del origen del coronavirus es clara: creemos que se trata de un tema científico serio y complejo y que les compete a los científicos y expertos médicos estudiarlo”, recoge la nota.

China se muestra “abierta” a la cooperación científica internacional en la investigación del origen del coronavirus. “Este proceso debe basarse en la ciencia y ser liderado por la OMS, con el objetivo de mejorar el conocimiento científico del virus y hacer frente de una mejor manera las enfermedades infecciosas importantes del futuro”, agregan.

 

A raíz de la investigación que llevará a cabo la OMS, el diario británico 'The Telegraph' recogía unas supuestas declaraciones de uno de los asesores del gobierno chino, Wang Guangfa, en las que aseguraba que la OMS debería ir a España en lugar de a China. ¿El motivo? El estudio publicado por la Universidad de Barcelona que afirmaba que el coronavirus llevaba en la ciudad desde marzo de 2019.

El estudio, pendiente de revisión científica, detallaba que habían encontrado esta evidencia en una sola muestra de aguas residuales que estaba congelada. "Es difícil hablar de cifras, pero estamos en unos niveles parecidos a lo que ahora encontramos", comentó Albert Bosch, catedrático de Microbiología y director del estudio.

El profesor François Balloux, director del UCL Genetics Institute de Londres, cree que la explicación “más plausible” del origen del coronavirus sea la de “una contaminación mixta”. Desde la OMS, insisten en la importancia de conocer cómo se originó el Sars-Cov-2, como aseguraba su director Tedros Adhanom: “Podremos combatir mejor el virus cuando sepamos todo acerca de él, incluyendo cuándo comenzó”.

Peter Daszak, presidente de EcoHealth Alliance, cuenta también a 'The Telegraph' que hacer este tipo de investigaciones es “difícil”, “caro” y que “lleva mucho tiempo”, pero cree que “merece la pena”, ya que sirve para tomar “decisiones inteligentes que salvarán vidas en el futuro” y para “prevenir otra pandemia”.