El brote de coronavirus registrado en un centro de acogida de Cruz Roja ha aumentado en varias decenas de positivos en tan solo 24 horas. El brote, cuyo primer caso se detectó el domingo, contaba con 15 casos confirmados hasta el miércoles, mientras que este jueves han ascendido hasta al menos 83, según la Junta de Andalucía, una cifra que Sanidad eleva a 89, según ha indicado Fernando Simón en rueda de prensa.

Por el momento, la Policía Nacional está custodiando las entradas y salidas de personas del centro para intentar contener el brote. En su interior, 100 personas permanecen aisladas y el número de positivos podría incrementarse cuando se conozcan los resultados de los PCR del resto de personas en cuarentena.

Además de las pruebas de diagnóstico realizadas a las personas que están aisladas en el centro, la Junta ha informado de que se están realizando PCR a todos los contactos estrechos de las personas positivas, por lo que no se descarta un aumento de casos positivos.

Pero no es el único rebrote que preocupa en España. Al menos otra decena de territorios han registrado repuntes. Aragón es uno de los puntos que recibe mayor atención por la expansión del brote: ya son cuatro comarcas las que han retrocedido a la fase 2 por riesgo de contagio.

En Lleida también hay se han registrado tres brotes con diferentes orígenes, uno en una residencia, uno entre jóvenes que acudieron a un barbacoa y otro por el que se han tenido que confinar decenas de temporeros.

Preocupan también los casos importados, que ya han provocado dos brotes diferentes: el primero de ellos en Murcia, donde un viajero procedente de Bolivia ya ha obligado a 60 personas a ponerse en cuarentena. Además, siguen aislados los nueve casos confirmados de Ribeira, contagiadas por una persona procedente de Brasil.