Inés Arrimadas ha defendido el papel de Ciudadanos como partido de la oposición durante la crisis sanitaria que atraviesa España como consecuencia de la epidemia de coronavirus que asola a todo el planeta. La presidenta afirma que la suya es la única formación que ha ejercido un papel de oposición responsable durante esta crisis.

En esta línea, Arrimadas ha aprovechado la clausura de la quinta Asamblea General de Ciudadanos para denunciar la falta de comunicación del Gobierno con la oposición, y asegura que los españoles juzgarán los errores que se han cometido. Una crítica que la máxima responsable del partido ya expuso horas antes a través de Twitter.

"Sánchez pide adhesiones a la oposición, pero hace 16 días que no llama a Ciudadanos. Dice que "no hay plan B", pero lo que tendría que hacer es buscar el consenso para acordar un verdadero 'Plan A'. Para exigir "responsabilidad" primero hay que practicarla", reiteró Arrimadas a través de su cuenta personal de Twitter.

 

El sector más crítico de CS, frente a Arrimadas

El sector más crítico de Cs que representa Francisco Igea ha lamentado que Inés Arrimadas no haya querido integrarles en el nuevo Consejo General que se ha votado este domingo, renunciando así "a construir un partido plural", han señalado fuentes de la plataforma Ciudadanos Eres Tú.

La plataforma, promovida por el vicepresidente de Castilla y León, ha estado hablando esta mañana con el vicesecretario primero de la nueva Ejecutiva, Carlos Cuadrado, que, según han dicho, no ha querido negociar sus peticiones de integración: "Piden a Pedro Sánchez un diálogo en esta crisis del Covid, pero rechazan ese diálogo a nivel interno", se han quejado.

Según estas fuentes, la propuesta que han trasladado a Cuadrado no planteaba contar con una cuota fija en el Consejo General, sino que se tuviera en cuenta la representación que obtuvo Igea en las primarias (un 22 por ciento de la militancia) o el apoyo que tuvieron las candidaturas de los compromisarios no oficialistas.

Con esta propuesta, que trasladaron ayer por carta a Cuadrado, lo que buscaban es "sumar y construir el futuro juntos", reforzando "ese espíritu desde las bases del partido" y por eso lo que pusieron sobre la mesa fue que la dirección eligiera entre ocho y nueve nombres de una lista de 39 para que formaran parte del máximo órgano político entre asambleas.