Después de que la Junta Electoral haya inhabilitado a Torra como diputado en el Parlament tras su condena por desobediencia, muchos independentistas se han concentrado en la Plaça de Sant Jaume para mostrar su malestar.

Aunque han arriado la bandera de España a las 21:08 horas, dejando únicamente la catalana, minutos más tarde, en concreto a las 21:23 horas, la han vuelto a izar en el edificio de la Generalitat. Además, también se ha colocado el cartel independentista por el que Torra ha sido inhabilitado. En él se puede leer: "Llibertat presos polítics i exiliats".

Con gritos de "president, al balcón", los presentes han pedido a Quim Torra que salga y les escuche. También se han podido escuchar gritos a favor de la independencia y en contra de la investidura de Pedro Sánchez.

Pablo Casado ha sido uno de los primeros políticos en reaccionar a través de su cuenta de Twitter. Como puedes leer a continuación, el líder de PP ha criticado que "Torra desacata la legalidad, se declara en rebeldía y retira la bandera nacional de la sede de la Generalitat".

 

Además, el político ha afirmado que "el Gobierno debe intervenir de inmediato para hacer cumplir la Constitución en Cataluña. Sánchez debe poner orden hoy mismo y romper sus pactos con los independentistas".