El Secretario General del PP, Teodoro García Egea, ha emitido una dura comparecencia para analizar el terremoto político desencadenado por la ruptura de PP y Ciudadanos en Murcia y Madrid. Con un discurso contundente contra la formación naranja, Egea no ha dudado en acusar a Ciudadanos de romper el centro derecha. Así, ha llamado a todos los "defraudados" por la decisión de la formación de Arrimadas a acudir a las arcas del PP.

"Hoy, desde el PP, anunciamos que abrimos a los militantes de Ciudadanos las puertas de esta casa común que es el centro derecha. Hoy el PP abre las puertas de su casa para que miles de simpatizantes y dirigentes defraudados con la decisión de Inés Arrimadas y su cúpula puedan venir y construir una España diferente a la de Sánchez e Iglesias", ha aseverado García Egea, que ha tendido la mano a posibles desertores.

Evidenciando la ruptura entre ambas formaciones, el Secretario General del PP ha reiterado que "todas las cartas están encima de la mesa", y ha creado dos bandos: "Esto va de socialismo o de libertad, de sanchismo o de prosperidad", afirmando la unión entre la formación naranja y los partidos del Gobierno de coalición.

Esta mañana, fuentes de Génova ya se habían pronunciado sobre la moción de censura de PSOE y Ciudadanos al Gobierno regional y municipal de Murcia, así como sobre la decisión de Díaz Ayuso de convocar elecciones autonómicas por el temor a que la disputa entre ambas formaciones se tradujera en una moción de censura contra su Gobierno. El discurso del PP se dirigía entonces en la misma línea: la traición de Ciudadanos a los 'populares' para pactar con Pablo Iglesias.

"Es un acuerdo de Ciudadanos con PSOE y con Unidas Podemos. Es decir, Arrimadas pacta con Iglesias. Permite que los radicales puedan gobernar en Murcia", apuntaban fuentes del PP nacional a laSexta, reiterando que la decisión "es una gran irresponsabilidad y trae una enorme inestabilidad en plena pandemia sin ningún motivo". En este sentido, acusaban a la líder de Ciudadanos de romper su palabra porque dijo, según estas fuentes, que el acuerdo duraría cuatro años.

Crispación entre ambas formaciones

Las redes sociales también se habían llenado de proclamas del Partido Popular contra la formación liderada por Arrimadas tras el terremoto político. El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha mostrado su apoyo a ambos líderes políticos con una foto con cada uno y un contundente mensaje: "La unidad del centro derecha en torno al Partido Popular es la única solución para España".

 

Por su parte, el presidente de Andalucía, Juanma Moreno Bonilla, ha comparecido junto al vicepresidente de Ciudadanos, Juan Marín, para evidenciar su unión a pesar de los últimos movimientos.

 

"Socialismo o libertad", apostillaba Ayuso tras las mociones de censura registradas contra su Gobierno por parte de Más Madrid y PSOE. Por otro lado, la exlíder de Ciudadanos en Cataluña, Lorena Roldán, aseveraba: "El tiempo me ha dado la razón".

 

 

Terremoto político

PSOE y Ciudadanos han registrado en la Asamblea Regional de Murcia una moción de censura contra el Gobierno regional y el Ayuntamiento de Murcia con el objetivo de que el consistorio murciano pasaría a ser gobernado por los socialistas, mientras el ejecutivo autonómico quede en manos de Ciudadanos.

En cuanto se apruebe la moción, el actual mandatario, Fernando López Miras, dejará de ser el presidente autonómico. De hecho, la destitución del líder popular es inminente, ya que entre el PP y Ciudadanos suman un total de 23 votos, que confirman la mayoría absoluta para sacar adelante la propuesta. La candidata a ocupar la Presidencia será la actual portavoz del Ejecutivo y coordinadora autonómica de Cs, Ana Martínez Vidal.

Pocos minutos después, Ignacio Aguado anunciaba que Díaz Ayuso había cesado a todos los consejeros de Ciudadanos con el objetivo de convocar elecciones autonómicas. La presidenta afirmaría más tarde sentirse decepcionada por Ciudadanos, y llamaba a las urnas el próximo 4 de mayo. Sin embargo, Más Madrid y PSOE ya habían registrado las mociones de censura contra su Gobierno en la Asamblea de Madrid.