Las mascarillas, los geles hidroalcohólicos y los estrictos protocolos sanitarios han empezado a marcar la vuelta a las aulas en los centros educativos de cinco Comunidades Autónomas.

Aragón, Comunidad Valenciana, País Vasco, La Rioja y Cantabria han dado el pistoletazo de salida a las clases en medio del temor a posibles rebrotes por coronavirus, dos días después de que en nuestro país hayamos llegado al medio millón de contagios.

Durante toda la mañana, se han visto imágenes de jóvenes estudiantes llegando a los centros educativos bajo las más estrictas medidas de seguridad. Las ganas de volver a ver a los compañeros se mezclan con la incertidumbre lógica de tener que convivir con la pandemia.

Este martes, 8 de septiembre, Castilla y León retomará las clases. Le seguira Castilla-La Mancha el miércoles 9 y, el jueves 10, Galicia, Andalucía, Asturias, Extremadura y Baleares. De cara a la próxima semana, Cataluña y Murcia arrancarán el día 14 y Canarias, el día 15.

Celaá: "No podemos perder a una generación que necesita ir a la escuela"

Esta vuelta a las aulas, según apunta la ministra de Educación, Isabel Celaá, se hará bajo la mayor de las protecciones, haciendo que las aulas sean los lugares “más seguros” para combatir al virus. Los ratios también protagonizan la conversación, con los expertos recomendando que se bajen lo máximo posible.

Este mismo lunes, Celaá ha reafirmado el "compromiso social" que tienen con los más jóvenes: "No podemos perder a una generación que necesita ir a la escuela para tener un desarrollo formativo y emocional normal".

 

En Madrid, una de las CCAA en las que ya han arrancado las clases de manera escalonada, la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, defiende también esos “protocolos seguros” que imperan en las aulas, instando a la población “no quedarse en casa”.

Eso sí, ayer el consejero de Educación y Juventud de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, desveló que más de 2.000 profesores deberán someterse a una prueba PCR tras dar positivo en los más de 66.000 test serológicos programados por la Comunidad antes del regreso a aulas.