Comienza una excepcional campaña de vacunación contra la gripe marcada por la pandemia de coronavirus, que arranca antes de lo habitual para evitar que ambas enfermedades coincidan durante el otoño y el invierno.

Así, este año se ha adelantado a la primera quincena de octubre ante la coexistencia con el COVID-19, cuando habitualmente habría comenzado a finales de mes o ya a principios de noviembre.

Este lunes, varias comunidades autónomas, como Castilla y León, Galicia, la Comunitat Valenciana o Navarra han comenzado a vacunar a su población de riesgo.

Navarra comienza la vacunación

En Navarra, el Departamento de Salud cuenta para esta campaña con 270.000 dosis de la vacuna, más del doble que el año pasado, según ha destacado el Gobierno regional. Se dirige sobre todo a las personas para las que la gripe supone un mayor riesgo: mayores de 60 años, embarazadas y personas con problemas de salud crónicos.

Las autoridades sanitarias navarras también aconsejan vacunarse a quienes puedan transmitir la enfermedad a personas de alto riesgo, como personal sanitario y sociosanitario, cuidadores a domicilio y menores que convivan con estas personas.

Además, recomiendan vacunarse al personal docente, miembros de las fuerzas de seguridad, o bomberos. "Vacunamos a profesiones esenciales como es Protección Civil, bomberos, policías...", ha detallado la consejera de Salud navarra, Santos Induráin, en Al Rojo Vivo.

La cita para la vacunación se puede pedir online o por teléfono: para Pamplona y Comarca, en el 659 100 300, y en Tudela, llamando al 848 434 430. Ambos teléfonos funcionan de lunes a viernes, de 08:00 a 20:00 horas. En el resto de la comunidad, para concertar cita hay que llamar al centro de salud.

 

Estrategia para las residencias valencianas

Antonio y Amparo, ambos de más de 70 años, han ido este lunes a ponerse la vacuna en Valencia. "Me llamaron por teléfono para la cita de la vacuna de la gripe y es la primera vez", explica este ciudadano.

Allí han comenzado por los mayores de 65 años y ya se han visto colas en los centros de salud; para evitar aglomeraciones, el Ayuntamiento ha habilitado otros espacios externos.

"Si está incluido en un grupo de riesgo, se le citará inmediatamente y en caso de no estar incluido, se le facilitará una cita con su médico para que este decida si reúne las condiciones", ha explicado Antonio Monrabal, vicesecretario del Colegio de Médicos de Valencia.

La Comunitat Valenciana tiene previsto distribuir más de 1,2 millones de dosis a los grupos de riesgo, hasta el 31 de enero. La consellera de Sanidad, Ana Barceló, ha destacado que "este año es especialmente importante que los grupos de riesgo se vacunen contra la gripe" debido a la COVID-19.

Además, se realizará una estrategia de vacunación dirigida a los internos y trabajadores de las residencias y centros de día, para que queden vacunados "preferentemente" durante la primera semana de la campaña. También se priorizará la vacunación del personal sanitario.

La vacuna se administrará con cita previa y ya se ha comenzado a llamar por teléfono a las personas de riesgo, aunque también se puede pedir a través de la app GVA+Salut y en la web de la Conselleria.

Galicia comienza por los sanitarios

Por su parte, Galicia ha inaugurado la campaña de la gripe empezando por el personal sanitario, mientras que para la población en general comenzará a partir del día 13. "Es fundamental que empecemos nosotros antes para evitar la transmisión de la gripe a nuestros pacientes", apunta Soraya Méijone, enfermera gallega.

La vacuna, recuerda la Consellería de Sanidade, está indicada para mayores de 60 años, residentes en instituciones cerradas, embarazadas y personas con factores de riesgo que los predisponen a padecer complicaciones. Como novedad, este año se incluye en la población 'diana' a las mujeres hasta seis meses después del parto si no hubieran sido vacunadas durante la gestación.

El propio conselleiro de Sanidad, Julio García, ha acudido este mismo lunes a vacunarse en un centro de salud de Vigo y ha destacado la especial relevancia de vacunarse en el contexto de pandemia.

Castilla y León, en dos fases

En Castilla y León, la campaña de vacunación se ejecutará en dos fases, la primera de ellas para colectivos vulnerables -mayores de 65 años, usuarios de residencias y colectivos de riesgo- y la segunda para la población en general.

Así, comenzará de forma generalizada el próximo martes, 13 de octubre, aunque las primeras vacunaciones se desarrollarán a lo largo de esta semana, en centros sociosanitarios y de atención a la dependencia, priorizando la población mayor de 75 años.

Una estrategia similar a la que se llevará a cabo en Euskadi, donde esta primera semana se centrarán en la vacunación en residencias y del personal sanitario.

Por su parte, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha avanzado este lunes en 'Onda Madrid' que la campaña de vacunación contra la gripe en la región "comenzará a finales de esta semana o principios de la que viene".

Una campaña que llega antes y con más dosis

Sanidad anunció el pasado mes de agosto que la campaña de vacunación de la gripe se adelantaría a la primera quincena de octubre en todas las comunidades, ante la posible coexistencia con el COVID-19. En condiciones normales, habría empezado a finales de mes o ya en noviembre.

El Gobierno y las comunidades autónomas alcanzaron entonces el compromiso de cubrir al menos al 75% del personal sanitario y los mayores de 65 años, así como al 60% de las embarazadas y otras personas de riesgo.

Ya en junio, Salvador Illa anunció la compra de cinco millones extra de dosis de la vacuna contra la gripe estacional para "prevenir una mayor tensión del sistema sanitario ante la posible coincidencia de las dos epidemias".

En este sentido, el director del CCAES, Fernando Simón, realizaba el pasado jueves un llamamiento para que los grupos de riesgo se vacunen en esta campaña. "Podemos hacer que este año la gripe tenga un impacto menor en nuestro sistema sanitario y en nuestra población. Si conseguimos eso podemos compensar en parte la mortalidad que hemos sufrido por el coronavirus", señaló.