La organización juvenil de izquierda radical, Arran, ha afirmado en Twitter que se "ha demostrado que no hay espacio para el diálogo" y que "la declaración de independencia se ha de ejecutar ahora mismo".

 

Tras ello, el colectivo, vinculado a la CUP, ha publicado otro tuit en el que ha criticado la declaración de Carles Puigdemont en la que declaraba la independencia de Cataluña, pero segundos después pedía suspender sus efectos para proponer "unas semanas de diálogo". En el mensaje, define al president de la Generalitat como un "traidor" por "frenar el mandato popular claro" del referéndum del 1-O.

 

 

Por su parte, la CUP también ha publicado varios mensajes en su cuenta de Twitter mostrando su disconformidad con la declaración de Carles Puigdemont.