Pablo Iglesias fue el primero en pronunciarse pocos minutos después de que un grupo de taurinos insultara a Yolanda Díaz, ministra de Trabajo y Economía Social, a su llegada a Toledo: "Los violentos y los que les alientan nunca podrán hablar en nombre de la cultura; frente a la intolerancia: más democracia", manifestó el vicepresidente del Gobierno. Además, Díaz también recibió el apoyo de otros compañeros en el Gobierno, como Alberto Garzón, quien destacó "el trabajo extraordinario" que está haciendo la ministra.

"Si los acosadores llevaran símbolos independentistas o republicanos en vez de protaurinos, esto sería portada y habría detenidos", expresó, por su parte, Jaume Asens, presidente del grupo confederal de Unidas Podemos y comunes en el Congreso.

Apoyo desde Ciudadanos y el sector empresarial

El apoyo a Yolanda Díaz también ha llegado desde la oposición. Edmundo Bal, de Ciudadanos, los ha tachado de "energúmenos" y desde el sector empresarial, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha defendido que "por encima de cualquier idea está el respeto a las personas".

 

La propia afectada también se ha pronunciado en su perfil de Twitter sobre los insultos que recibió a su llegada a un acto en Toledo: "Agradezco enormemente las muestras de cariño recibidas; la violencia nunca es el camino", ha expresado Yolanda Díaz, quien ha destacado que "lo realmente importante de este viernes en Toledo es su Capital Europea de la Economía Social 2020".

 

Este viernes, un grupo de taurinos recibió a Yolanda Díaz en Toledo con gritos de "puta" y "golfa de mierda" e incluso llegaron a zarandear el coche de la ministra, una actitud que perjudica su causa. De hecho, otras voces del mundo del toro ya han rechazado este tipo de comportamientos, como Cayetano Rivera: "Mi profundo rechazo a cualquier tipo de acto violento. A mí no me representa ¿Y a ti?"

 

Trabajadores del sector taurino piden la dimisión de la ministra por, según dicen, discriminarles en el reparto de ayudas por el coronavirus. "Somos un colectivo de trabajadores con derechos y obligaciones. Las obligaciones las cumplimos y los derechos lamentablemente tenemos que llegar a este punto para exigirlos", denunció uno de los manifestantes del mundo del toro que se concentraron este jueves en Madrid, donde aseguraron que seguirán luchando por sus derechos.