El homenaje en Oñati también ha levantado una fuerte polémica en redes sociales. El diputado de Ciudadanos, Marcos de Quinto, comentaba con este mensajes los actos de apoyo al etarra Xabier Ugarte: "No sé si 22 años en una cómoda prisión española equivale a 532 días de infierno, de "corredor de la muerte", esperando cada día un tiro en la nuca".

 

A lo que el periodista Antonio Maestre le responde haciéndole una pregunta: "¿Qué pides entonces? ¿30, 40 o 50 años? ¿Cadena perpetua? ¿Pena de muerte?".

Y es entonces cuando de Quinto ironiza sobre lo que deberían hacer con el que fuera secuestrador de Ortega Lara: "¿Qué tal 532 días en un zulo sin garantías de lo que pueda sucederte?".

Maestre acusa al diputado de hacer demagogia con el tema. "Es la táctica de enardecer los sentimientos más primarios. El populismo punitivo funciona", comenta el periodista.

Hoy Marcos de Quinto ha eludido hablar sobre la polémica con laSexta, y se ha limitado a defenderse así: "Yo creo que no he dicho eso". Lo que está escrito, interprételo usted como quiera".

El fuego cruzado entre ambos continuó hasta que el diputado de Ciudadanos se despidió criticando a Maestre: "Es muy triste que el activismo se haya hecho con tu formación como periodista".

Y Antonio Maestre le reprochaba por última vez su comentario pidiéndole que asumiese sus palabras: "Se mete usted en incendios", comentó el periodista.

Maestre insiste hoy en que estos comentarios no debería hacerlos alguien con responsabilidad política: "Es inadmisible que un diputado legitime la tortura como una pena aceptable". Y añade que se trata de un mensaje inconstitucional.