Falta una semana para que arranque el juicio por la corrupción derivada de la visita del papa a Valencia, que dejó 23 acusados. La Radiotelevisión Valenciana pagó más de siete millones de euros por pantallas y equipos de sonido que mostraban la histórica visita de Benedicto XVI, pese a estar valorados en poco más de tres. La diferencia fue derivada al supuesto reparto de comisiones.

Ahora, la Fiscalía Anticorrupción ultima un acuerdo con algunos de los investigados, principalmente con los responsables del ente público y los empresarios de Teconsa, presunta constructora pantalla de Correa, para que reconozcan los hechos a cambio de reducción de penas. Entre ellos está Pedro García, exdirector general de Canal 9, o el empresario Ramón Blanco Balín.

Ese acuerdo apuntalaría la acusación contra los principales acusados, Correa, Crespo o Álvaro Pérez 'El Bigotes', a los que en siete días volveremos a ver en el banquillo. Además deja fuera a Juan Cotino, expresident de les Corts Valencianes, para el que la Fiscalía pide 11 años de cárcel al considerar que promovió activamente la contratación de empresas en esta pieza de la Gürtel.