La Fiscalía Anticorrupción ha presentado un recurso contra el auto de procesamiento del juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón que pone fin a la investigación del caso Kitchen, sobre el supuesto expionaje parapolicial al extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, que se habría llevado a cabo entre 2013 y 2015 desde el Ministerio de Interior. Piden que se reabra la causa contra María Dolores de Cospedal; su marido, Ignacio López del Hierro, y el falso cura, Enrique Olivares.

El magistrado García-Castellón archivó la causa contra la exministra de Defensa y exsecretaria general del PP al considerar que había "falta de indicios" para mantener imputados a Cospedal y su marido. Pero Anticorrupción ya había abogado en escritos anteriores por prorrogar la investigación de la 'Operación Kitchen' más allá del 29 de julio cuando caducaba, y solicitó a García-Castellón que llevara a cabo nuevas pesquisas.

Ahora, Anticorrupción considera que el cierre de la investigación es prematuro y que es necesario realizar nuevas diligencias de investigación. Entre ellas, la identificación de los teléfonos móviles con los que el excomisario José Manuel Villarejo hablaba, según él, con Mariano Rajoy, con el que dice que se mensajeó sobre 'Kitchen'.

También pide la declaración del exportavoz del PP en el Senado y exdirector general de la Policía, Ignacio Cosidó, en condición de investigado. Del mismo modo, piden nuevas diligencias sobre el asalto del falso cura a la casa de Luis Bárcenas, y declaraciones como la del comisario Enrique García Castaño.

En su escrito, la Fiscalía es muy dura con la instrucción de García-Castellón, al que incluso acusa de crear una situación procesal caótica en el caso Kitchen.

Once personas procesadas por el caso

En total, han sido procesadas once personas, empezando por el exministro de Interior Jorge Fernández Díaz y su ex secretario de Estado Francisco Martínez; y siguiendo con el ex responsable de la Dirección Adjunta Operativa (DAO) Eugenio Pino, los comisarios Villarejo, José Luis Olivera, Marcelino Martín Blas, Enrique García Castaño y Andrés Gómez Gordo; para terminar con los policías Bonifacio Díez y José Angel Fuentes Gago, y el ex chofer de la familia Bárcenas Sergio Ríos.

El juez ha considerado acreditado, a nivel indiciario, que todos ellos, "puestos de común acuerdo y con conocimiento de la ilicitud de los hechos que estaban llevando a cabo", pusieron en marcha la 'Kitchen', lo que sería constitutivo de delitos de descubrimiento y revelación de secretos, prevaricación, omisión del deber de perseguir los delitos, cohecho, tráfico de influencia y malversación.

Además, asumió que la 'Kitchen' consiguió sus objetivos, que era robar a Bárcenas la información sensible que pudiera tener sobre el PP y sus dirigentes para evitar que llegara a manos de la Justicia.

Jorge Fernández Díaz recurre la decisión del juez

El exministro de Interior también ha recurrido a la decisión del juez y pide que la investigación prosiga. Cree que no se practicaron todas las diligencias necesarias, por lo que el caso se ha cerrado en falso.

Fernández Díaz también rechaza en su recurso cualquier vinculación con el caso, e incluye une lista de los identificados durante la operación Kitchen, en la que él no aparece pero sí lo hacen otros nombres como los de Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal, recuerda.